Entra en Filipinas una tormenta tropical, mientras el país se repone del tifón

Entra en Filipinas una tormenta tropical, mientras el país se repone del tifón

La tormenta tropical "Zoraida" tocó tierra esta mañana en la región de Davao Oriental, en la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, con vientos máximos de 55 kilómetros por hora, mientras los equipos de emergencia y rescate trabajan contrarreloj para ayudar a las víctimas del tifón Haiyan.

“Zoraida”

 La tormenta tropical “Zoraida” tocó tierra esta mañana en la región de Davao Oriental, en la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, con vientos máximos de 55 kilómetros por hora, informó el servicio meteorológico del país asiático.

La tormenta se mueve hacia el noroeste a unos 30 kilómetros por hora y se espera que llegue la mañana del miércoles a la ciudad de Iloilo, en la isla de Panay, por donde hace cuatro días pasó el tifón Haiyan.

Naciones Unidas estimó hoy en más de 10.000 el número de víctimas mortales provocadas por el tifón Haiyan,  que según las cifras del gobierno filipino ha afectado a casi 10 millones de personas.

La población de Taclobán, en la isla de Leyte, quedó destruida en más del 70 por ciento, según estimaciones policiales, y aún quedan muchas pequeñas poblaciones incomunicadas de las que se desconoce el efecto devastador que ha podido causar el tifón.

Trabajos contrarreloj

Los equipos de emergencia y rescate filipinos trabajan contrarreloj para ayudar a las víctimas afectadas por el paso del tifón Haiyan en las regiones centrales de Filipinas y se afanan en las tareas de búsqueda de posibles supervivientes cuando se cumple hoy el cuarto días de la catástrofe.

Naciones Unidas afirmó hoy “que espera lo peor” y estimó el número de víctimas mortales en “más de 10.000 personas”.

“A medida que tenemos más acceso (a otras zonas) encontramos más y más gente muerte por el tifón”, declaró John Ging, miembro del departamento humanitario de Naciones Unidas, en la sede del organismo.

Los equipos de limpieza se afanan por retirar los amasijos de cables, árboles caídos y toneladas de escombros de las carreteras para que lleguen los camiones que distribuyen comida, agua potable y tiendas de campaña como refugio provisional.

Precisamente, la escasez de bienes de necesidad primaria ha creado un clima de histeria entre los supervivientes que hambrientos y sin nada que beber deambulan por las carreteras de la región.

“Nosotros trabajamos todo lo que haga falta, pero si nos quedamos sin agua poco podemos hacer”, exclama a Efe Ferdinand Briones, ingeniero jefe del departamento de Infraestructuras, cuyo equipo trabaja 22 horas para llevar, dentro de los límites, la normalidad a la zona.

Mientras las cifras extraoficiales y los reportes de campo hablan de decenas de miles de víctimas mortales en la isla de Leyte, donde se haya Tacloban, el Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres prosigue con el lento recuento oficial de fallecidos.

Haiyan se encuentra hoy debilitado como tormenta tropical en las provincias del sur de China. EFEverde

 

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies