FORO MARINO

Enric Ballesteros: “Los hábitats litorales son frágiles y escasos”

Imagen de archivo de Ibiza. EFE/ Sergio G. Cañizares

El biólogo marino e investigador científico del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB- CSIC), Enric Ballesteros, será uno de los participantes del segundo Foro Marino de Ibiza y Formentera, que tendrá lugar este jueves y viernes con hasta 30 ponentes.

En una entrevista con EFEverde, Ballesteros, que participará en el coloquio sobre la “Protección de los hábitats litorales”, destaca la necesidad de concienciar sobre lo “frágiles y escasos” que son estos hábitats, para “intentar minimizar los impactos sobre ellos”.

Ballesteros recuerda que son los “hábitats marinos más cercanos al continente, a las islas o la costa”, y por lo tanto, los que se ven más afectados por la actividad humana.

“Por ejemplo, las aguas de escorrentía, que cuando llueve pasan por las calles y van a parar al mar, a la línea de costa, y llevan aceites de los coches, detergentes, etc.”, enumera.

Papel de las playas

Un hábitat litoral “muy importante” que la gente solo considera “como un sitio de recreo” son las playas, explica el investigador.

“Donde ponemos la toalla, es un hábitat marino”, señala el Ballesteros, que destaca los organismos que habitan bajo la arena: “Son crustáceos y moluscos que viven enterrados en la arena de la playa, hacen sus galerías y por la noche salen a cazar. Lo que pasa es que no los vemos”, añade el biólogo, para quien “no estaría demás pensar en esto y ser cuidadosos”.

Cangrejos o mejillones

Otro ejemplo de hábitat litoral son las rocas, “allí donde vamos a buscar cangrejos o mejillones, el sitio donde rompen las olas” y también los hábitats de las aguas de poca profundidad, que si bien “no están tan castigados, son los que reciben las aguas residuales y las cremas de los bañistas”.

El ejemplo de impacto más extremo sobre un hábitat litoral es la construcción de puertos o paseos marítimos, entre otras infraestructuras.

“Tenemos que pensar en esto porque cuando creamos una marina o un puerto, está muy bien porque damos seguridad a la gente, pero estamos destruyendo una serie de hábitats donde viven organismos, y los destrozamos totalmente”, ha señalado Ballesteros.

Caballitos de mar y peces aguja

En esta línea, ha puesto como ejemplo que los hábitats del puerto de Ibiza “estaban entre los más espectaculares de Baleares” antes de que se hiciera el puerto. “Esta era una zona llena de caballitos de mar, de peces aguja, con una diversidad impresionante. Ahora, como no lo hemos vivido, encontramos normal el puerto de Ibiza, pero esto hace 200 años era totalmente distinto”, ha añadido.

Para el experto, “hay que llegar a un equilibrio entre los puertos y los sitios litorales bien conservados”, y cambiar la mentalidad para que el impacto sea “mínimo”.

El Foro Marino arranca este jueves para analizar la salud del Mediterráneo con ponencias y coloquios sobre la calidad del agua, la protección de los hábitats litorales y el papel de las empresas en la sostenibilidad. EFEverde




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com