RESIDUOS NUCLEARES

Enresa comienza a construir el vivero del ATC

Enresa comienza a construir el vivero del ATC

Las obras de construcción del vivero de empresas contemplados en el área del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas (Cuenca) han comenzado este mes y continúa el vallado del terreno donde se instalará la zona nuclear, según ha avanzado hoy el presidente de Enresa, Francisco Gil Ortega.

Durante una jornada monográfica sobre el Almacén Temporal Centralizado , en Toledo, Gil Ortega ha añadido que los plazos se están cumpliendo: el ATC comenzará a construirse en 2015 y estará terminado a principios de 2018, y el vivero concluirá a principios de 2015 para que las empresas puedan utilizarlo en torno al mes de marzo.

En este sentido, Gil Ortega ha indicado que hay “bastantes” empresas interesadas en instalarse en el vivero como para que empiece a funcionar con actividad dentro de un año.

El presidente de Enresa ha dicho que ya se ha presentado la documentación preceptiva ante el Ministerio -la solicitud de autorización previa y de construcción del ATC- y ha negado un supuesto sobrecoste en el proyecto, que oscilará entre los 900 y los 1.000 millones de euros aunque aún no hay un “presupuesto definitivo”, ha apuntado.

Ha explicado que todavía no hay un plan de emergencia nuclear para el ATC, aunque lo habrá y será “completo” y supervisado por el Consejo de Seguridad Nuclear.

Gil Ortega ha añadido que el ATC es “el mayor proyecto del Estado español para el futuro almacenaje de los residuos radiactivos de alta actividad” y ha añadido que esta instalación es “urgente” en España, por lo que es necesario cumplir los plazos marcados.

Capacidad del ATC

El ATC de Villar de Cañas tendrá suficiente capacidad para almacenar todos los residuos de alta actividad que actualmente están en las piscinas de las centrales nucleares y los que se generen hasta que acabe la vida de la última central.
El presidente de Enresa ha recordado que las naves de almacenamiento de residuos se construirán en tres fases, para que estén operativas a comienzos de 2018, en 2021 y en 2025.

También ha recalcado que no será un almacén subterráneo sino un edificio de 25 metros de altura, que “no va a almacenar residuos para siempre” sino en el entorno de los sesenta años.
El presidente de Enresa ha indicado que el almacén nuclear generará empleo y, además, Castilla-La Mancha recibirá una compensación económica que todavía no está definida pero que será “quizá mayor” que la que recibe la Junta de Andalucía por El Cabril porque “no es igual llevar residuos de media y baja que de alta radiactividad”, ha dicho.

A la inauguración de la jornada sobre el ATC, que se ha desarrollado en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, también ha asistido el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Collado, quien ha destacado la colaboración entre la UCLM y el ámbito empresarial.
También acuden a la jornada el alcalde de Villar de Cañas, José María Saiz, y la directora general de Carreteras de la Consejería de Fomento, Margarita Torres, entre otros. EFE




Secciones: