CRISIS CLIMÁTICA

En 2019, 75 % de desplazamientos fue por desastres ambientales según informe

Barrios reciben agua para enfrentar la sequía en República Dominicana EFE/Orlando Barría/Archivo

En 2019 se produjeron 24,9 millones de nuevos desplazamientos en el planeta de los que “el 75 % fue por desastres ambientales”, porcentaje superior a los generados por conflictos armados u otras formas de violencia, y en el que existe una responsabilidad de las empresas, según un informe presentado hoy.

Se trata del documento ‘El papel del sector privado europeo ante las migraciones climáticas’, firmado por Beatriz Felipe, que describe el impacto de las actividades empresariales en la crisis climática y que ha sido presentado este martes en una videoconferencia organizada por la asociación sin fines de lucro Ecodes.

De acuerdo con el análisis de Felipe, gobiernos y empresas son “responsables históricos y presentes” en el cambio climático, que provoca impactos como “el deshielo y las sequías” que degradan cultivos o impiden otras formas de trabajo, lo que dificulta la vida de numerosas personas, especialmente de “comunidades indígenas, campesinas, mujeres y niñas”.

Si bien las causas que impulsan los llamados “desplazamiento climáticos” son múltiples, “en su mayoría son internas o regionales” aunque comprometen derechos humanos como el trabajo, la vivienda digna, el agua, el alimento e incluso la vida.

Felipe ha recordado que la UE presentó el pasado mes de septiembre una propuesta de directiva para desarrollar “un instrumento vinculante con el que impulsar mecanismos de identificación de riesgos” y justicia climática y ha señalado a las empresas como uno de los factores más importantes de la situación.

A su juicio, las grandes compañías poseen un “poder inmenso” gracias a su capacidad para “cambiar, mitigar y adaptarse a la crisis climática” tanto dentro como fuera de Europa, además de para ayudar a “no contribuir a la expulsión de las poblaciones más vulnerables”.

En la misma presentación, la directora académica del proyecto Migraciones Climáticas, Susana Borrás, ha cifrado en un centenar el numero de grandes empresas responsables de “más del 70 % de los gases de efecto invernadero” que, además, “afectan en mayor medida a territorios vulnerables, escasamente resilientes y poco contaminantes”.

Borrás ha resumido el hilo conductor del estudio en la necesidad de “justicia climática” para “dar a conocer y proteger la realidad de muchas personas en el mundo que se ven obligadas a dejar sus hogares por las disrupciones climáticas y ambientales”.

Por ello ha instado a actuar tanto sobre las responsabilidades como sobre los deberes y obligaciones de las empresas, exigiéndoles que “identifiquen, den seguimiento, monitoricen y evalúen” si sus actividades “van a ser perjudiciales para el ser humano y el medioambiente” porque se trata de observar el proceso “desde una perspectiva de derechos humanos y equidad” y conseguir “hacer del imperativo moral un imperativo legal”.

Agenda climática

El director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para España, Joaquín Nieto, también ha intervenido en este foro para añadir que “el coronavirus ha destrozado la economía y el trabajo”, por lo que “hace falta un esfuerzo conjunto y multimillonario” como el Pacto Verde Europeo, donde “la agenda climática está en el centro”.

Este conjunto de iniciativas políticas de la UE permitirá “avanzar en compromisos más ambiciosos” que obligará a las empresas a afrontar una transformación en el modelo productivo “para que sea bajo en carbono”, además de impulsar el cambio en la “generación de energía” y la “asunción de responsabilidades”.

Según Nieto, serán las empresas las que deban “asumir el desplazamiento de las personas por emisiones actuales e históricas” y “reparar a las víctimas”, respetando los derechos humanos “con la diligencia debida a lo largo de todo el proceso en todo el mundo”. EFEverde




Secciones:        
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com