EMPRESAS FORESTALES

Empresas papeleras ponen en marcha políticas más conservadores con la naturaleza

Empresas papeleras ponen en marcha políticas más conservadores con la naturaleza Recurso de archivo EFEverde a título ilustrativo

Los consumidores en todo el mundo toman cada día más en cuenta la imagen medioambiental de una empresa a la hora de comprar, por ello y tras años de críticas sobre la deforestación en Indonesia, el Grupo Asia Pulp& Paper (APP) decidió sumarse a la sostenibilidad para restablecer sus bosques primarios.

APP ha “invertido millones de dólares para proteger y recuperar los bosques en Indonesia desde 2013”, fecha en la que decidió la implantación de su propia Política de Conservación Forestal (FCP), explicó a Efeverde en Milán (Italia) el director ejecutivo de APP para Europa, Danilo Benvenuti, durante la presentación de Forest for Future.

La multinacional papelera tiene una concesión de 2,6 millones de hectáreas de bosques en Indonesia y 500.000 en China.

Aunque originalmente fue la ex ejecutiva de APP Aida Greenbury, quien promovió en el grupo papelero la puesta en marcha de prácticas sostenibles en los bosques de ese país asiático, ha sido en mayo pasado cuando Benvenuti junto con el profesor de la Escuela de Dirección Empresarial en la Universidad Bocconi de Milán (Italia) y presidente de Forest for Future, Francesco Bertolini, han puesto en marcha Forest for Future.

“Esta iniciativa italiana busca sumar entidades públicas o privadas en Italia y Europa que se adhieran a la conservación de la biodiversidad y los bosques en Indonesia” para lo cual trabaja con la Fundación indonesia Belantara, manifestó Bertolini.

“Forest for Future es el puente catalizador que tiene como objetivo acercar la labor de Belantara a las realidades empresariales italianas y europeas en relación a la sostenibilidad de sus cadenas de producción”.

Este programa de conservación incluye “diez áreas identificadas en 2014 por APP”.

Ocho de los proyectos se ubican en Sumatra: Senepis, Giam Siak Kecil-Bukit Batu (GSK-BB), Kampar Península, Padang Sugihan, Kerumutan, Bukit Tigapuluh, Berbak-Sembilang y Dangku-Meranti.

Los otros dos están en Kalimantan (Borneo indonesio): Kubu y Kutai.

Belantara, es una fundación sin ánimo creada en 2015, trabaja en la restauración forestal y la protección de especies en peligro de extinción como el tigre y el elefante de Sumatra y el orangután.

Además, media con las comunidades locales para resolver los conflictos sobre el uso de la naturaleza y las especies como medio de subsistencia.

Bertolini asegura que el proyecto ha sido calificado como un “modelo por Naciones Unidas y ha sido presentado en la COP21, COP22 y estarán en la COP23 de Bonn (Alemania)”.

El director de APP para Europa explicó que la empresa recibió la invitación del ex Secretario general de la ONU Ban Ki-Moon para adherirse a la Declaración de los Bosques, junto a gobiernos, empresas y otros sectores y es la única empresa privada en participar en la conservación y restauración de un millón de hectáreas en Indonesia como parte del Bonn Challenge.

El proyecto de un millón de hectáreas se desarrollará tanto dentro del área de concesiones como fuera de ellas, aseguró la Directora de Sostenibilidad para el sur de Europa de APP, Laura Barreiro, quien añadió que APP y la Fundación Belantara implementan los programas de conservación con una concepción de paisaje.

“Es decir, con una concepción amplia que va más allá de las fronteras de las concesiones o de las fronteras jurídicas. Un paisaje no termina donde terminan nuestras concesiones, por lo tanto es importante concebir a los programas con una perspectiva de paisaje ampliado”, según Barreiro.

Benvenuti explicó que la empresa quiere “cambiar el mensaje negativo difundido durante años por organizaciones ecologistas sobre la empresa y fomentar una imagen más positiva sobre la labor de APP y la conservación de la biodiversidad” porque “llevamos años destruyendo los bosques en Indonesia”.

El país asiático, junto con la Amazonía brasileña, figura entre las zonas más deforestadas del planeta, según datos de la FAO presentados por Bertolini, quien añadió que según cifras de Mongabay.com, de 2000 a 2015, Indonesia perdió entre 3,4 y 6 millones de hectáreas de bosque primario.

Este es “uno de los programas de conservación de bosques más ambicioso del mundo”, según Benvenuti, quien explicó además que la tecnología es otro de los aspectos que impulsará a poner en práctica políticas más conservacionistas y restauradoras. Efeverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies