BIOCOMBUSTIBLES

Empresas de Taiwán abandonan los planes de desarrollo de los biocombustibles

  • El etanol de la caña de azúcar es “oro verde”, para el medio ambiente y la economía rural

Empresas de Taiwán abandonan los planes de desarrollo de los biocombustibles Cultivo de caña de azúcar. EFE/Kristhel Rojas

Los fabricantes taiwaneses de alimentos y energía han anunciado el final de sus planes de desarrollo de los biocombustibles, tras años de intentos frustrados y ante cambios en la política gubernamental al respecto.

La empresa Taiwan Sugar Corporation (Taisugar) informo hoy del abandono de la construcción de una planta para producir 120 millones de litros anuales de etanol, ante lo que considera como escaso apoyo oficial para incentivar el desarrollo de los biocombustibles.

El Gobierno taiwanés ha convocado una conferencia nacional sobre energía para agosto de este año, pero las empresas taiwanesas albergan pocas esperanzas, ya que la designación en 2006 del desarrollo de los biocombustibles como prioridad nacional no ha conllevado permisos ni apoyos para producir etanol, según Taisugar.

Las empresas Taiwan CPC y Vedan solicitaron permisos para producir etanol, pero les fueron denegados, debido a la oposición de varios organismos gubernamentales, y eso ha impulsado a Taisugar y a otras compañías a abandonar los planes de producir etanol.

Etanol, el oro verde

“El Consejo de Agricultura se opone a la fabricación del etanol”, señaló el gerente de la fábrica Nan-Ching de Taisugar, Chen Wei-tung, en rueda de prensa.

El etanol procedente de la caña de azúcar es “oro verde”, porque no sólo es bueno para el medio ambiente sino que también trae prosperidad al campo, señaló Chen.

Taisugar estimó, hace unos años, que Taiwán necesita unos 300 millones de litros de etanol al año y esperaba suministrar un tercio de esta cantidad, pero los cambios en la política gubernamental ha llevado al abandono de los planes de producción de biocombustibles. EFEverde




Secciones: