EEUU SEQUIA

Empresarios y políticos buscan soluciones a la escasez de agua en el oeste de EEUU

  • El embalse más grande de EEUU, el lago Mead, está en el nivel más bajo de su historia, tras 14 años de sequía

Empresarios y políticos buscan soluciones a la escasez de agua en el oeste de EEUU Aspecto del lago Mead, el embalse más grande de EEUU, este verano. EFE/Jim Lo Scalzo

Empresarios, políticos y dirigentes comunitarios del oeste de Estados Unidos, donde se concentra el mayor porcentaje de agricultores hispanos en el país, iniciaron hoy en Las Vegas (Nevada) una cumbre para hallar nuevas maneras "económicas y sostenibles" de reducir el uso del agua en esa área.

“La situación es obvia: falta agua en el río Colorado y en el lago Mead. Sin agua en el río Colorado, no existe un futuro para nuestras familias”, declaró a Efe Andrés Ramírez, cofundador y director en Arizona de Nuestro Río, organización que educa a los hispanos para la conservación del agua, y uno de los coordinadores del encuentro junto a Protect The Flows.

El río Colorado nace en el Parque Nacional Rocky Mountain en Colorado y recorre 2.320 kilómetros hasta llegar al Golfo de California, trayecto que le permite proveer de agua a siete estados del país y a dos estados en México.

No obstante, según los especialistas el caudal del río Colorado, que brinda entre el 13 % y 15 % del total de agua en Estados Unidos destinada a la agricultura y ganadería, se ha visto muy disminuido en las últimas tres décadas.

El lago Mead, el embalse más grande de EEUU

El lago Mead, a unos 40 kilómetros al suroeste de Las Vegas, es el embalse más grande de Estados Unidos, pero, según se informó esta semana, tras 14 años de sequías alcanzó su nivel más bajo en la historia. En la actualidad, el agua se encuentra unos 43,5 metros por debajo de su capacidad máxima.

Una pantalan seco en el lago Mead.

Un embarcadero en el lago Mead, este mes de julio, después de 14 años de sequía. EFE/Jim Lo Scalzo

“Sí hay una solución. Debemos trabajar junto con las partes interesadas, es decir, el Gobierno y el sector empresarial privado, para escoger las mejores maneras de conservar agua”, comentó Ramírez, ante el escenario que plantean estas estadísticas.

“Las Vegas es el mejor lugar para esa reunión, porque es el mejor ejemplo de reducción del consumo de agua, sin que esos cambios hayan generado más gastos sino que, por el contrario, generaron ganancias”, indicó.

El agua, los agricultores y las empresas

Durante la reunión, que se celebra en The Springs Preserve, un modelo de uso sostenible del agua por medio de reciclado y biofiltración, se analizarán los casos de grandes compañías como Coca Cola, cuyo uso de agua es hoy 20 % más eficiente que hace cinco años, así como General Electric, que ahora usa un 45 % menos de agua que en 2006.

El cónclave en Las Vegas tiene previsto ponencias del senador demócrata Harry Reid, de la subsecretaria del Interior, Anne Castle, y algunos altos ejecutivos de grandes corporaciones.

A juicio de Ramírez, este encuentro ofrece a los políticos y los grandes empresarios la oportunidad de ayudar a los pequeños emprendedores y a uno de los trabajadores más afectados por los largos años de sequía: los agricultores.

Según el Censo de Agricultura de 2012 (el más reciente con datos completos), del 2007 hasta ese año creció la cantidad de terrenos dedicados a la agricultura en Colorado, Arizona, Nevada y California.

Además, según la misma fuente, durante la última década creció en un 10 % la cantidad de agricultores hispanos, especialmente en el oeste del país, donde se concentra el porcentaje más alto de hispanos dueños de granjas.

Entre los trabajadores agrícolas, el 78 % proviene de México (con un promedio de diez años de estancia en el país), seguidos por un 23 % de estadounidenses y un 2 % de centroamericanos, según el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Ideas para el riego agrícola

“Dejar correr el agua no es la solución. Dejar de usar el agua tampoco lo es. Pero muchos de nuestros agricultores utilizan sistemas de irrigación desactualizados y afirman que no los pueden actualizar por falta de dinero”, explicó Ramírez. “Allí es donde necesitamos las ideas de todos”, enfatizó.

Una idea que se analizará en la reunión en Las Vegas es que las agencias de administración de agua paguen por las mejoras en los sistemas de riego y que se queden con el agua ahorrada, que sería acumulada en el lago Mead.

“Si más empresas implementan medidas sostenibles para usar el agua, si motivamos a más empresas a ser parte del proceso de conservar agua , y si continúa el trabajo en conjunto y de colaboración que hoy se inicia, entonces habremos tenido éxito”, aseveró Ramírez.

Esta cumbre de expertos en Las Vegas concluirá mañana, aunque se tienen previstos actos especiales hasta el sábado. EFEverde




Secciones: