INDONESIA MEDIO AMBIENTE

Empresa papelera APP rechaza acusaciones de destrucción de turberas en Indonesia

Un incendio en Kubu Raya, en la provincia de Kalimantan Occidental (Indonesia). EFE/Hendrik/ARCHIVO

La empresa papelera APP, con clientes como Unilever, Nestlé y Woolworths, negó que esté destruyendo turberas, fértiles humedales orgánicos, en Indonesia, tal y como denunciaron los activistas de Greenpeace esta semana.

Según un comunicado enviado a EFE este viernes, la compañía aseveró que “APP no ha despejado nuevas turberas desde 2013 (…). Hemos instaurado una política de cero incendios y nuestros distribuidores no realizan esta práctica, de manera directa o indirecta”.

Imágenes satelitales registran incendios

“Entendemos que Greenpeace tiene una opinión diferente y estamos más que dispuestos a investigar sus denuncias a través de nuestros mecanismos de reclamaciones con ayuda de pruebas”, agregó APP.

El pasado miércoles, Greenpeace aseveró que, según imágenes de satélite analizadas por expertos, unas 3.500 hectáreas de turberas fueron destruidas en concesiones propiedad de APP o de suministradores de la compañía entre agosto de 2018 y junio de 2020, de las que 50 hectáreas ardieron el mes pasado.

Las turberas son suelos húmedos orgánicos formados por la acumulación de plantas muertas, lo que las convierte en tierras muy fértiles y que también emiten muchos gases a la atmósfera cuando son quemadas.

Greenpeace también afirmó que APP ha construido en este periodo 53 kilómetros de canales de drenaje para crear plantaciones, lo que contradice, según la ONG, el compromiso de la compañía de frenar la deforestación y proteger las turberas.

Denuncia de Greenpeace

Los activistas afirmaron que los canales drenan las turberas y luego la vegetación se elimina mediante fuegos, que pueden arder durante meses y causan nubes tóxicas que suelen afectar a los países de la región durante la época seca en Indonesia, entre abril y noviembre.

Además de negar las acusaciones de los activistas, APP explicó que la mayoría de los terrenos donde tiene concesiones gubernamentales le fueron cedidos hace décadas y en los últimos años se ha comprometido, mediante distintas iniciativas, a proteger los bosques y turberas en parte de estas tierras.

La compañía precisó que de las 2,6 millones de hectáreas en manos de sus suministradores, solo 1,2 millones se dedican a la producción de papel y el resto están dedicadas a la conservación o cedidas a las comunidades locales.

Producción de papel y aceite de palma

Las empresas encargadas de las plantaciones para la producción de papel y aceite de palma, entre otras, han sido acusadas de ser responsables de parte de los fuegos que destruyen los bosques y contaminan la atmósfera en Indonesia.

El año pasado, se quemaron unas 900.000 hectáreas de terreno en Sumatra y Borneo, lo que causó grandes nubes de humo tóxico que provocaron problemas respiratorios a unos 900.000 indonesios y también afectaron a países vecinos como Singapur y Malasia.

En 2015, el fuego arrasó una extensión de 2,6 millones de hectáreas en el archipiélago indonesio, lo que hizo que el Gobierno tomara una serie de medidas para proteger y restaurar los bosques protegidos y las turberas, algo que ha sido puesto en cuestión por Greenpeace.

Entre 2015 y 2019, se quemaron más de 4,3 millones de hectáreas de terrenos en Indonesia, que es el cuarto mayor emisor de gases de efecto invernadero, en gran parte debido a los incendios forestales. EFEverde

 

Te puede interesar:

Empresas papeleras ponen en marcha políticas más conservadores con la naturaleza

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com