TAJO SEGURA

El Miteco destina más de 1.600 millones a mejorar las cuencas del Tajo-Segura

Conducciones del trasvase Tajo-Segura. EFE/MORELL

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) invertirá más de 1.600 millones de euros para mejorar el estado de las cuencas afectadas por el trasvase Tajo-Segura, tanto las cedentes como las receptoras de agua.

Estas medidas, recogidas en los planes hidrológicos de tercer ciclo que actualmente se encuentran en consulta pública, han sido abordadas en la reunión que ha mantenido este miércoles la titular del Miteco, Teresa Ribera, con representantes del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), a la que también ha asistido el director general del Agua, Teodoro Estrela, ha informado en una nota de prensa el departamento ministerial.

Ribera ha considerado que el Acueducto Tajo-Segura (ATS) “es una infraestructura esencial en España para atender los usos de abastecimiento y regadío en las cuencas receptoras”, pero también que existen riesgos derivados del cambio climático que “ponen en peligro el buen estado del trasvase”.

En este sentido, ha indicado que en los últimos treinta años las aportaciones de agua en la cabecera del Tajo se han reducido en un 40 por ciento y que las previsiones apuntan a que estas reducciones “continuarán agravándose en el futuro”.

Por este motivo, el Miteco ha puesto en marcha una serie de actuaciones para adaptarse a esta nueva realidad y garantizar la sostenibilidad del abastecimiento y el regadío en las cuentas receptoras a corto, medio y largo plazo, que está previsto que sean ejecutadas en el periodo 2022-2027, ha avanzado el ministerio.

Mejorar la calidad del agua

Ha precisado que estas actuaciones tienen que ver con cuestiones relacionadas con la depuración y el saneamiento “para mejorar la calidad del agua en el Jarama y, por tanto, en el Tajo“, así como con la modernización de regadíos tradicionales en el tramo del río comprendido entre los pantanos de Entrepeñas y Buendía y Aranjuez, en el caso de la cuenca cedente, que permitirían contar con un mayor volumen de agua circulante.

A su vez, en la cuenca receptora las actuaciones se centrarán en ampliar la capacidad de desalación, para lo que se está trabajando para ampliar la capacidad de las desaladoras de Valdelentisco, Águilas y Torrevieja, hasta un volumen de 70 hectómetros cúbicos adicionales.

También se trabaja en modificar el esquema energético utilizando energías renovables como la fotovoltaica, lo que supone reducir los costes energéticos de manera apreciable e interconectar las desaladoras para poder llevar el agua desalada a todos los regadíos del ATS a un precio asumible por los usuarios, ha señalado el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com