FONDOS EUROPEOS

Cerca de 190 ciudades solicitan 1.500 millones para reducir sus emisiones

Retenciones de tráfico en Barcelona. EFE/Jaume Sellart/ARCHIVO

Un total de 188 ayuntamientos han solicitado subvenciones de los fondos europeos por unos 1.500 millones de euros para financiar actuaciones destinadas a reducir las emisiones de sus sistemas de transporte público.

Según ha informado el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se trata de la primera convocatoria del programa de ayudas a municipios para la implantación de zonas de bajas emisiones (ZBE) y la transformación digital y sostenible del transporte urbano, dotada con mil millones de euros con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) de la UE.

De las 258 solicitudes de ayudas registradas hasta el cierre del plazo establecido el pasado 30 de septiembre, alrededor de tres cuartas partes han sido presentadas por 126 municipios de más de 50.000 habitantes y capitales de provincia y el resto por 62 municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes.

Transformación sostenible del transporte urbano

El objetivo de la convocatoria es articular sistemas de transporte público urbano fiables, atractivos, accesibles y asequibles con flotas más modernas, eficientes y sostenibles; con la introducción de un concepto de movilidad inteligente adaptada a los nuevos hábitos; y con el impulso de la digitalización para la planificación, gestión y evaluación; que en todos los casos deberán estar finalizados el 31 de diciembre de 2024.

Una parte importante de los proyectos presentados buscan potenciar el desarrollo de zonas e itinerarios peatonales en el centro de las ciudades y el impulso del uso de la bicicleta y otros medios de transporte personales con la construcción de carriles bici, así como la adecuación de las vías y el espacio urbano a su uso, la habilitación de aparcamientos seguros y el despliegue de servicios de alquiler de bicicletas.

Uso del vehículo privado

Asimismo, los municipios han pedido subvenciones para limitar el uso del vehículo privado en los centros de las ciudades mediante la puesta en marcha de medidas para calmar el tráfico rodado, construir aparcamientos disuasorios y establecer zonas de estacionamiento no regulado fuera de las zonas de bajas emisiones.

Los municipios también han solicitado ayudas para la adquisición de vehículos cero emisiones (autobuses urbanos o de flota de limpieza) y el despliegue de puntos de recarga entre otras acciones de mejora de la accesibilidad.

El Ministerio de Transportes tiene previsto sacar una segunda convocatoria en 2022 para distribuir otros 500 millones de euros entre los municipios, transferir a las comunidades autónomas 900 millones y habilitar 400 millones para transformación de flotas de transporte de viajeros y mercancías de empresas y 105 millones a proyectos de humanización y calmado de tráfico en travesías. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com