SEQUIA CALIFORNIA

Emergencia por sequía en California

Emergencia por sequía en California

Los Ángeles (EFEUSA/EFEverde).- Con una inusitada ola de calor y falta de lluvia afectando a California y un incendio forestal amenazando un sector residencial al norte de Los Ángeles, el gobernador Jerry Brown declaró hoy una emergencia por sequía en el estado.

“No podemos hacer llover pero sí podemos estar mucho mejor preparados para las terribles consecuencias con que amenaza la sequía a California, incluyendo la disminución de agua para las granjas y comunidades y el incremento de incendios en áreas rurales y urbanas”, aseguró el gobernador en una rueda de prensa en San Francisco.

Brown ordenó así a todos los funcionarios del estado tomar las medidas necesarias para prepararse ante las circunstancias más graves de la sequía.

El gobernador igualmente hizo una llamada a toda la comunidad para que restrinja la utilización del agua mientras dure el estado de emergencia.

“He declarado esta emergencia y estoy llamando a todos los californianos para que ahorren agua de cualquier manera posible”, recalcó.

Como parte de las medidas se busca que los californianos reduzcan su consumo de agua en un 20 % para contrarrestar los efectos de uno de los inviernos más secos de los últimos 20 años.

Igualmente, las agencias responsables iniciarán una campaña de advertencia para conservación de agua, al igual que se buscará la contratación de más bomberos y la reducción del consumo de agua en oficinas y demás agencias públicas.

Los agricultores de California habían estado insistiendo desde hace varias semanas en la necesidad de declarar la emergencia.

En respuesta, el Departamento de Agricultura federal designó ayer 27 de los 58 condados de California, incluyendo porciones de otros 10, como áreas de desastre natural debido a la sequía, lo que significa que los agricultores pueden obtener préstamos de emergencia a bajos intereses.

Las proyecciones del Servicio Nacional de Meteorología calculan que la temporada de lluvias finalizará en menos de dos meses, lo que ofrece muy poco alivio a las necesidades del Estado Dorado.

“Estamos en una situación muy seria y sin precedentes donde la gente tiene que hacer una pausa y reflexionar en cómo dependemos de la lluvia, la naturaleza y unos de otros”, aseveró Brown. EFEUSA

lu/lka




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com