CITES aprueba medidas para evitar extracción de elefantes de su hábitat

CITES ELEFANTES

CITES aprueba medidas para evitar la extracción de elefantes de su hábitat

CITES aprueba medidas para evitar la extracción de elefantes de su hábitat Elefantes con sus crías. EFE/Dai Kurokawa

La Convención sobre el Comercio de Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) ha aprobado por mayoría, tras una enmienda presentada por la Unión Europea, la adopción de medidas para evitar la extracción y el comercio de elefantes silvestres vivos con destino a la cautividad.

La COP18, reunida desde hace más de diez días en Ginebra, ha aprobado que el movimiento de elefantes se permitirá solo en casos en los que se demuestre que el movimiento geográfico se produce en “claros motivos de conservación de la especie”, que deberán ser avalados y garantizados por el Comité de Fauna de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La decisión ha sido adoptada en la decimoctava Conferencia de las Partes (COP18) de la CITES, según ha informado en un comunicado este miércoles el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco).

La votación salió adelante tras una enmienda presentada por la UE, que no había podido votar por razones técnicas en la primera ronda, la misma que recoge la posibilidad de “exportaciones excepcionales” fuera de su hábitat natural en caso de guerras, catástrofes naturales, epizootias (enfermedades que atacan a ejemplares de una o varias especies de forma transitoria en una región).

Según la nota, el papel negociador de España fue “decisivo” para que ningún país de Centro y Sudamérica (excepto Belice) votara en contra de las modificaciones propuestas por la UE y la norma saliera adelante por amplia mayoría (87 votos positivos, 29 negativos y 20 abstenciones).

Exportación de elefantes

Actualmente el Convenio CITES permite que los elefantes que se hallan en el apéndice II, es decir procedentes de Sudáfrica, Zimbabue, Botsuana y Namibia pueden “ser exportado en vivo con fines comerciales a otros países fuera de su área de distribución natural, a lo que se defina como destinatarios “apropiados y aceptables”.

Según el Miteco, quedaba abierta la opción de que los animales terminasen en destinos inapropiados y con poco control, y el comercio en los últimos años había aumentado.

Con ello, entre 1990 y 2017, al menos unos 1.774 elefantes han sido trasladados a China, Estados Unidos y México, de los cuales, 583 ejemplares fueron a parar en circos y otros centros de exhibiciones y 331 paquidermos a zoológicos.

Mientras entre 2009 y 2016 apenas se llegaba anualmente a una veintena de elefantes exportados, en 2017 se dispararon hasta los 200 ejemplares, poniendo en alerta a la comunidad conservacionista internacional y arrojando dudas sobre las motivaciones reales de este tipo de comercio.

Según la nota, la población de elefantes africanos ha pasado de 5-10 millones en 1930 a menos de medio millón en la actualidad.

El último censo realizado en 2016 contabilizó apenas 350.000 elefantes de sabana, con lo que quedaba evidente un descenso del 30 % (144.000 ejemplares perdidos) respecto de las estimas poblacionales en 2007.

El tráfico ilegal de marfil está en centro de ese descenso, concluye el Miteco. EFEverde

Te puede interesar:

Zimbabue se plantea salir de CITES para poder comerciar su marfil de elefante

 





Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com