CHINA ELEFANTES

Elefantes que llevan meses deambulando por China vuelven a hábitat “adecuado”

Elefantes adentrándose en un río para darse un baño en Chiang Mai (Tailandia). EFE/Barbara Walton

Los elefantes salvajes que llevan más de tres meses recorriendo la provincia meridional china de Yunnan han regresado a un hábitat “más apropiado” para su especie, aseguraron expertos chinos citados por la agencia oficial Xinhua.

Los animales emprendieron una migración el pasado mayo desde su hábitat habitual en Xishuangbanna, región conocida por su selva tropical y su clima monzónico, hacia el norte de la provincia, sin que estén claras las razones que los llevaron a tomar esta decisión.

El domingo, los paquidermos consiguieron cruzar en dirección sur el río Yuanjiang, el cual era el principal obstáculo que tenían para continuar su regreso hacia un hábitat más propicio.

La llegada de la temporada de lluvias a la zona el pasado julio añadía dificultad a su cruce, dado que el caudal del río ha aumentado considerablemente.

Bloquear la orilla para evitar el cruce de los animales

Según Xinhua, las autoridades bloquearon la orilla del río con docenas de camiones para evitar el cruce de los elefantes, forzándolos a continuar su travesía hasta un puente por el cual pudieron cruzarlo sin complicaciones.

Chen Mingyong, investigador de elefantes de la Universidad de Yunnan, aseguró que el río Yuanjiang “es la línea divisoria” que marca “la idoneidad del entorno para la vida de los elefantes”, recogió ayer la agencia.

En el norte, la dirección original que tomaron los animales, “hace más frío y hay menos comida”, explicó Chen, mientras que la cuenca del río Yuanjiang, donde se encuentran, “tiene abundante comida, pero insuficiente espacio para esconderse”.

Según Chen, los hábitats de los elefantes se pueden dividir en cuatro categorías: “muy apropiados, apropiados, normales y no apropiados”, y los paquidermos se encuentran ahora en uno apropiado.

Las autoridades de la provincia han evacuado a un total de 150.000 habitantes para evitar conflictos con los paquidermos y suministrado un total de 180 toneladas a los animales durante su migración.

Las imágenes de los elefantes vagando por las montañas de Yunnan captaron estos meses gran atención tanto en medios y redes sociales chinas como en internacionales.

Una población de 300 ejemplares

Los medios estatales inciden en que la población de elefantes asiáticos salvajes -bajo protección estatal de nivel A, el más elevado en China- que viven en Yunnan es de 300 ejemplares, 107 más que en 1980, aunque no está claro si la migración está relacionada con actividades humanas.

La investigadora Pan Wenjing, subdirectora de la Unidad Forestal y del Océano de Greenpeace de Asia Oriental, comentó el pasado junio a Efe que “es muy difícil conocer la razón exacta” de una migración de esta magnitud, aunque incidió en que “la pérdida de su hábitat supone un gran desafío” para la protección de los elefantes asiáticos en China.

“Es cierto que la población de estos elefantes ha aumentado en los últimos años, pero eso se debe principalmente a la desaparición de la caza furtiva. Sin embargo, la superficie de los bosques naturales ha disminuido como consecuencia de la expansión de la actividad humana”, afirmó entonces Pan, quien pidió “proteger y restablecer hábitats con zonas más amplias para reducir el conflicto entre los animales y el hombre”. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com