HUMEDALES AVES

Elaboran un censo de aves invernantes en los 353 humedales de Castilla y León

ánade azulón y focha común Foto archivo de ánade azulón y de focha común. EFE/David Aguilar

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha iniciado los trabajos de elaboración de un censo de las aves acuáticas invernantes que pasan esta época del año en los 353 humedales que se contabilizan en la Comunidad autónoma

El estudio pretende analizar los cambios que se han producido respecto a anteriores censos, el último elaborado en enero del pasado año y en el que se contabilizaron 57.796 ejemplares de 58 especies de aves invernantes en los humedales de la región, ha informado este sábado la Junta de Castilla y León en un comunicado.

El conteo se enmarca en la iniciativa que promueve y coordina a nivel mundial la organización Wetlands International, que desde el año 1967 desarrolla un programa de censos de aves acuáticas invernantes en humedales.

En enero muchas especies de acuáticas se congregan en enclaves concretos, por lo que su recuento es más sencillo y fiable que en otras épocas del año.
En Castilla y León, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente es la encargada de realizar este seguimiento con apoyo de agentes medioambientales, celadores de Medio Ambiente, técnicos de los Servicios Territoriales y personal técnico de la Fundación Patrimonio Natural.

Importancia humedales 

El recuento permite obtener una imagen fija de cada una de las especies de aves acuáticas a nivel autonómico y contribuye a revelar la importancia que tienen las diferentes zonas húmedas de la Comunidad para la invernada de aves acuáticas.

La recogida estandarizada de datos permite analizar tendencias de poblaciones de aves a largo plazo y conocer la evolución de las acuáticas invernantes y su estado de conservación, lo que resulta “crucial” para su gestión.

Además, los censos de aves acuáticas se han convertido en un instrumento fundamental para el conocimiento y valoración de sus hábitats.
En Castilla y León, las zonas húmedas donde se concentran más ejemplares son las lagunas de Villafáfila, en la provincia de Zamora, y las lagunas de La Nava, Boada y Pedraza, en la de Palencia, todas ellas situadas en Tierra de Campos.

Especies

El ánade azulón, el ánsar común, la avefría europea, la cerceta común y la focha común fueron las especies más abundantes en el censo del año pasado, con más del 77 por ciento del total.

El análisis de la tendencia general de la población invernante de aves acuáticas en la Comunidad es decreciente en los últimos años, ya que se ha pasado de más de 100.000 aves acuáticas invernantes contabilizadas hasta el año 2011 hasta menos de 60.000 en el último.

Este descenso está motivado principalmente por la reducción de la población invernante de ánsar común que cada año acude en menor número a los humedales de la Meseta Norte, debido a que ha acortado sus desplazamientos migratorios y actualmente sus zonas de invernada se localizan en áreas el centro y norte de Europa. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com