SEQUÍA CALIFORNIA

El uso de aguas grises alivia los bolsillos y calma la sequía en California

  • El agua gris es algo que todos producimos y nos está dando una oportunidad de todavía tener nuestros jardines verdes y productivos, de tener comida y no dejar que la sequía nos afecte en un modo tan negativo.

El uso de aguas grises alivia los bolsillos y calma la sequía en California Sequía en California, imagen del lago Folsom. EFE/John G. Mabanglo

Ante la grave sequía que sufre California, decenas de latinos encontraron la forma de regar sus jardines y pequeños cultivos: aguas grises que se convirtieron en la alternativa para evitar multas por no ahorrar e inclusive una nueva forma de trabajo

“El agua gris es algo que todos producimos y nos está dando una oportunidad de todavía tener nuestros jardines verdes y productivos, de tener comida y no dejar que la sequía nos afecte en un modo tan negativo”, comentó a Efe Cris Sarabia, instructor en español de la Acción de Aguas Grises.

Aunque el uso de las aguas grises era ilegal en California, desde hace cinco años las autoridades sanitarias han ido cambiando sus reglas. Incluso se estimula el uso del agua que proviene de las lavadoras, regaderas, tinas y lavabos y que no contiene cloro, sodio o boro, para regar plantas.

“Todavía hay personas que piensan que esto es ilegal, hay gente que piensa que esto tiene que costar mucho dinero y que tiene que ser muy complicado, así que todavía hay mucha desinformación”, explicó Laura Allen, cofundadora de la Acción de Aguas Grises.
A pesar del desconocimiento, los dueños de casas han demostrado un enorme interés en el tema desde el pasado abril, cuando el gobernador Jerry Brown ordenó un recorte del 25 por ciento en el consumo de agua en las ciudades y pueblos del estado.

Aguas Grises :

Allen y su grupo en Acción de Aguas Grises han visto un incremento en las personas que quieren adaptar un sistema de uso de estas aguas en sus viviendas.

“Hemos visto una demanda urgente para más educación sobre las aguas grises y nosotros estamos bien ocupados enseñándole a todo tipo de gente como diseñar e instalar estos sistemas”, detalló Sarabia.

Para el instructor, el buen uso del agua no es un tema nuevo para los hispanos ya que recuerdan como sus abuelos en México cuidaban el preciado líquido y utilizaban las aguas grises para regar árboles frutales y plantas. Esta es la experiencia que comparte con muchos de los latinos que llegan a informarse más sobre este tema.
“Yo he visto que la comunidad hispana quiere ayudar al medio ambiente, saben que tiene que cortar su agua pero también quieren crecer su comida, sus árboles, vegetales: el agua gris va a dejar crecer estas verduras”, agregó.
Por cinco días los interesados toman un taller para aprender a evaluar, mantener y construir sistemas de aguas grises en sus viviendas.
Además, los últimos cambios en los códigos de fontanería en California han permitido la instalación de estos sistemas que desvían las aguas grises hacia los patios y jardines.
“Es un concepto viejo, nosotros solo estamos atrasados en los Estados Unidos y es porque nunca nos han obligado a buscar alternativas”, dijo David Scanlan, bombero de profesión.
“Ahora en California, con la sequía entrando en su cuarta temporada, legisladores y consumidores han empezado a preguntarse: ¿Qué vamos a hacer si se acaba (el agua)?”, agregó.
Scanlan encontró en las aguas grises un nuevo y productivo negocio, además de los beneficios por el ahorro y buen uso.
“Esta es la oportunidad para hacer negocio, mis hijos y yo vamos a iniciar un negocio y hay una increíble oportunidad de crecimiento dentro de esta industria”, explicó.

Instalación de Nuevos Sistemas :

Una gran cantidad de fontaneros, entre ellos inmigrantes hispanos, están llegando la Eco Villa de Los Ángeles, para matricularse en el taller y conocer sobre las nuevas reglas que permiten la instalación de estos sistemas que pueden ir desde 300 dólares hasta redes sofisticadas de 45 mil dólares.

“Muchos clientes están preguntando si se puede hacer una desviación del agua y hay que saber exactamente qué se puede hacer antes de comenzar un trabajo”, explicó el fontanero José Hernández, oriundo de Tamaulipas.

El ahorro del agua en la ciudad de Los Ángeles llegó en el mes de junio al 15,5 % comparado con años anteriores, mientras la ciudad de Santa Mónica logró ahorrar un 22 %.
Unos veinte estados de la unión americana permiten en la actualidad el reciclaje de aguas grises. Arizona tiene incluso leyes más flexibles que California en el uso de este recurso.
El instructor Sarabia consideró que aún hay que educar a los dueños de viviendas para que presionen a los legisladores a aprobar nuevas normas e incentivos para quienes usen las aguas grises, algo que traería incluso beneficios económicos.

“Se corta el costo de energía que se usa para bombear el agua de partes bien lejanas a Los Ángeles”, manifestó.
El interés de la comunidad hispana en el tema obligó al grupo de Acción de Aguas Grises a realizar el taller en español e imprimir una guía en este idioma.
“Ahora es un gran momento para aprender acerca de las aguas grises porque estamos en una sequía, tenemos recursos limitados y existe esta enorme reserva de agua que está siendo desperdiciada”, concluyó Allen. EFEVerde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies