GREENPEACE

El turismo de playa tipo “Algarrobico” es insostenible, según Greenpeace

El turismo de playa tipo

El turismo masivo de playa tipo "Algarrobico", que multiplica la población de los municipios costeros españoles durante el verano, es insostenible, ha denunciado hoy la responsable de Costas de Greenpeace, Pilar Marcos.

Un modelo que promueve “municipios que se triplican con la llegada de turistas sólo durante los meses de verano es insostenible por cortoplacista”, ha recalcado a EFEverde la portavoz ecologista.

Las necesidades que se crean cuando estas localidades se desbordan en verano “muchas veces superan las posibilidades de las arcas municipales” y todos los residentes acaban pagando “la triplicación de servicios como la recogida de basuras, de seguridad, de vigilancia en playas”, ha explicado Marcos.

Espacios naturales protegidos como Cabo de Gata (Almería), donde se proyectó el complejo hotelero de la playa del Algarrobico, no deberían ofrecer esta forma de turismo, sino poner en valor los espacios naturales de los municipios, que además son gratuitos.

La paralización legal del hotel de El Algarrobico, que era el primero de siete más y cuya edificación fue declarada ilegal por el Tribunal Supremo de Justicia en marzo del año pasado, “ya es un éxito”, ha indicado.

Su prometida demolición, cifrada en mas de siete millones de euros en un estudio de Greenpeace y por la propia administración, puede presentarse como una oportunidad de empleo, pero, según Marcos, no hay que olvidar que “los procesos ilegales, cuando se permiten, nos cuestan mucho a todos los españoles”.

Greenpeace y el grupo de “re-arquitectura” nUNDO presupuestaron en junio de 2012 en cerca de siete millones las obras de derribo de las instalaciones y la recuperación del espacio natural, en Carboneras (Almería), cifra que coincide con el estimado de la empresa estatal Tragsa, para hacer el mismo trabajo.

 

Municipios “insumisos”

La organización ecologista, que ha presentado hoy su informe anual “Destrucción a Toda costa 2013” sobre la edificación en el litoral español, anima a los municipios a “declararse insumisos” en la aplicación de la nueva Ley de Costas, que permite la masificación urbanística en la primera franja costera.

Respetar los parques naturales, no construir en zonas de riesgo por cambio climático y promover una fiscalidad verde para favorecer a los municipios mejor conservados son algunas de las propuestas ecologistas contra la urbanización masiva. EFEverde

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies