Toro de la Vega

El Toro de la Vega, un rito de origen medieval cada vez más controvertido

  • Los detractores esgrimen como argumento “la crueldad, humillación, tortura e indefensión del astado, acosado por numerosos contendientes pertrechados con lanzas

El Toro de la Vega, un rito de origen medieval cada vez más controvertido Archivo

Madrid (EFE).- El Torneo del Toro de la Vega es un rito de origen medieval que se celebra en la localidad castellanoleonesa de Tordesillas (Valladolid, norte de España) y que cada año provoca una mayor polémica y protestas de los defensores de los derechos animales.

Documentada hace más de cinco siglos y reglamentada por la Junta de Castilla y León, esta justa medieval enfrenta cada año a uno de los toros del calendario taurino contra mozos de a pie y de a caballo que con lanzas intentan abatir al astado, vestigio de la suerte que introdujeron los jinetes árabes durante la invasión musulmana y antecedente de las actuales corridas de toros.
El Reglamento de Espectáculos Taurinos de Castilla y León reconoce este festejo mediante decreto de 1999, por lo que su desarrollo se realiza al amparo del mismo, al igual que su celebración, que queda vinculada al calendario litúrgico.

Invariablemente el torneo se celebra el primer martes posterior a la Natividad de la Virgen, el 8 de septiembre, en el marco de las Fiestas de Nuestra Señora de la Peña, patrona de Tordesillas.
En 1980 el popularmente conocido como Toro de la Vega fue declarado Fiesta de Interés Turístico de España por la Secretaría de Estado de Turismo, en 1999 Espectáculo Taurino Tradicional por la Junta de Castilla y León, y en 2011 Patrimonio Cultural Inmaterial por el Ayuntamiento de Tordesillas.

Pese a ello, la controversia crece cada año; los detractores esgrimen como argumento “la crueldad, humillación, tortura e indefensión del astado, acosado por numerosos contendientes pertrechados con lanzas”.

Entre ellos se encuentran PACMA y ANPBA, las organizaciones contra el maltrato animal canalizadoras de las protestas nacionales e internacionales en los últimos años contra el toro de la Vega. Dos días después, el lunes 15, ANPBA solicitó a la Junta de Castilla y León la modificación del Reglamento de Espectáculos Taurinos como paso previo para la supresión e ilegalización de festejos populares como este.

En esta línea, el viernes día 12 el Congreso de los Diputados admitió a trámite una proposición no de ley promovida por Izquierda Plural para instar al Gobierno a adoptar los mecanismos legales necesarios tendentes a la supresión inmediata del Torneo del Toro de la Vega, por considerarlo “una vergüenza, carente de valor cultural y tradicional”.

Por contra, los defensores de este festejo no opinan lo mismo: el 5 de septiembre profesores y catedráticos universitarios reunidos en un congreso en Tordesillas, exaltaron el valor social, histórico y etnológico de esta justa.

Según las conclusiones de esa reunión, está previsto que se solicite la inclusión del “Tradicional, Famoso y Único Torneo del Toro de la Vega dentro del patrimonio cultural español y al amparo del la Unesco”.

Asimismo, en el presente año, profesores universitarios de España, Colombia y Portugal defendieron el “derecho a la existencia” de este festejo, tanto en su variante de tauromaquia popular como en su vertiente más comercial, siempre que se preserve “la integridad y las características consustanciales al auténtico toro de lidia, verdadero fundamento de la fiesta”, según la declaración.

En 2014 el toro de nombre “Elegido”, de 600 kilos de peso y de la ganadería burgalesa de Antonio Bañuelos, será el Toro de la Vega, que tendrá que defender su vida contra las acometidas de los lanceros por las calles del casco histórico de Tordesillas en dirección al río Duero y hasta llegar al palenque. EFE
am/doc-lss




Secciones: