FILIPINAS TIFÓN

El tifón Rammasun, con vientos de 170 km/h, mata a 38 personas

  • Destrozadas infraestructuras eléctricas, algunos filipinos pasarán sin luz varias semanas

El tifón Rammasun, con vientos de 170 km/h, mata a 38 personas El fuerte oleaje entra en un barrio marginal de Manila. EFE/Dennis M. Sabangan

Al menos 38 personas murieron en la mitad norte de Filipinas y otras 8 permanecen desaparecidas tras el paso del tifón Rammasun, que azotó la zona ayer con vientos de hasta 170 kilómetros por hora, informaron hoy las autoridades del país.

Según el último informe del Consejo de Gestión y Reducción de Riesgo de Desastres de Filipinas, 10 personas más resultaron heridas, mientras que se espera que el número de fallecidos aumente en los próximos días.

 

La mayoría de las muertes, apunta la agencia, se produjeron por la caída de árboles o el impacto de objetos derribados por los fuertes vientos, que además dañaron seriamente las instalaciones de la compañía eléctrica Meralco, lo cual ayer dejó sin luz al 90 por ciento de sus clientes.

 

Según el ministro de Energía, Jericho Petilla, se tardará al menos dos semanas en arreglar todas las instalaciones y el tendido eléctrico, por lo que algunas zonas afectadas pasarán sin electricidad varias semanas.

 

El Consejo de Desastres apuntó asimismo que un total de 115 colegios de 12 regiones distintas se vieron afectados por el tifón, aunque en 54 de ellos hoy se han comenzado a impartir clases, para que el impacto sobre los estudiantes sea el menor posible.

Un residente protege a su hijo del fuerte viento y lluvia con un plástico por el paso del tifón Rammasun.

Un residente protege a su hijo del fuerte viento y lluvia con un plástico por el paso del tifón Rammasun. EFE/Dennis M. Sabangan

 

Además, un total de 11 carreteras y 1 puente quedaron cortados ayer por los efectos del tifón, y cerca de 230 vuelos nacionales e internacionales tuvieron que ser cancelados.

 

El tifón pasó por un total de 12 provincias de la mitad norte de Filipinas, de las que un total de 4 siguen bajo el estado de calamidad, lo que permite al Gobierno controlar los precios de necesidades básicas y conceder préstamos a cero interés, entre otras medidas.

En noviembre pasó Haiyán y dejó más de 6.000 muertos

 

Rammasun, bautizado con el nombre de Glenda por las autoridades de Filipinas, llegó al país cuando aún no se ha recuperado de los daños causados por Haiyán, que el pasado mes de noviembre dejó tras de sí 6.300 muertos y más de 1.000 desaparecidos, además de cerca de 28.700 heridos.

 

Aunque el Consejo de Desastres tiene aún que calcular el coste de los daños que ha dejado Rammasun, concretó que “ni se acerca” a la devastación que causó Haiyan.

 

El tifón, de unos 500 kilómetros de diámetro, tocó tierra el pasado martes sobre las 17.00 hora local (09.00 GMT) y abandonó el archipiélago a mediodía de ayer (04.00 GMT).

 

La temporada de tifones en Filipinas, que empieza por lo general en junio y concluye en noviembre, atrae todos los años entre 15 y 20 tifones. EFEverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies