CONSERVACIÓN AVES

El proyecto de recuperación del águila perdicera sufre un revés

  • LASs esperanzas del proyecto se vieron truncadas cinco meses después de que comenzara el periodo dispersivo, cuando Álora decidió posarse en un tendido eléctrico donde murió electrocutada.

El proyecto de recuperación del águila perdicera sufre un revés Fotografía de archivo facilitada por el Gobierno de Aragón de un ejemplar macho de águila azor perdi

La muerte hace unas semanas de 'Álora', un ejemplar de águila de Bonelli o águila azor perdicera en un tendido eléctrico de Toledo recientemente se ha convertido en una pérdida sensible para la recuperación de la especie en la Península Ibérica y en Castilla-La Mancha

El proyecto Life Bonelli, que tiene como objetivo la recuperación de las poblaciones de águila perdicera en la Península Ibérica y Baleares, mediante el reforzamiento poblacional, ha sufrido “un duro revés” con la pérdida de este ejemplar.

Según explican en la página web del proyecto, Álora era un ejemplar que había sido extraído la pasada primavera de su nido en un barranco de la provincia de Almería y fue cedido por la Junta de Andalucía al proyecto LIFE Bonelli, con el fin de recuperar las poblaciones más precarias.

A Álora se le detectó una pequeña placa de tricomonas, de la que fue tratada en el Hospital de Fauna Silvestre de GREFA en Majadahonda (Madrid), donde tras ser tratada completó su crianza con aves nodrizas.

Meses después fue liberada en la zona oeste de la Comunidad de Madrid junto a otros ejemplares juveniles de su misma especie y, tras un periodo de aprendizaje en el entorno de la zona de liberación, donde perfeccionó sus técnicas de vuelo y realizó sus primeros intentos de caza, comenzó a explorar nuevos territorios.

 

Álora visitó las provincias de Ávila, Valladolid, Guadalajara, Toledo y Ciudad Real durante sus movimientos, siempre en torno al área de liberación, hasta elegir la provincia de Toledo para asentarse, al igual que gran parte de sus compañeras de liberación.

Muerte por electrocución en tendido eléctrico:

Sin embargo, las esperanzas del proyecto se vieron truncadas cinco meses después de que comenzara el periodo dispersivo, cuando Álora decidió posarse en un tendido eléctrico donde murió electrocutada.

El cadáver de la rapaz fue recogida por Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha, junto con un técnico de Grefa para, siguiendo el protocolo, realizarle la necropsia.

El proyecto Life Bonelli ha instado a tomar cartas en los casos de electrocución que se registran en la Península Ibérica para evitar más muertes como esta.

En este sentido, han señalado que la manera de hacerlo es rectificando urgentemente cientos de apoyos eléctricos como única manera de solucionar el imparable declive del águila de Bonelli a escala global, algo que en Toledo ya ha empezado a hacer la compañía eléctrica Iberdrola. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies