Avifauna

El pinzón que “fumiga” su nido

El pinzón que

¿Puede un pinzón de las Islas Galápagos usar un pesticida en su propio nido para proteger a su prole de los parásitos? Con un poco de ayuda, sí. Investigadores de la Universidad de Utah (EE.UU.) ha demostrado que si ponemos a su alcance algodón impregnado de un suave pesticida, los animales lo incorporan a la estructura de su nido y acaban con la vida de las larvas de una mosca “chupasangre” que amenaza a sus crías.

Nido con restos de algodón impregnado con pesticida. Firma: Sarah Knutie

Esta técnica de “autofumigación” podría ser útil en otras especies de alados. Los autores del estudio describen esta nueva técnica en un artículo publicado en el último número de la revista “Current Biology”.

“Estamos intentando ayudar a estos pájaros a ayudarse a sí mismos”, asegura Dale Clayton, profesor de Biología de la Universidad norteamericana y autor senior del trabajo. El estudio nació de la situación crítica que experimentaron estos pinzones de Darwin. “El parásito de nuestro estudio fue recientemente introducido en las Galápagos, es muy peligroso para esta especie, ya que no es capaz de defenderse por sí misma y en pocos años todas las crías han fallecido a causa de este parásito –la Philornis downsi– . Sabíamos que necesitaban de un método urgente para acabar con el insecto”, explica a EFEfuturo la estudiante de doctorado Sarah Knutie, autora principal de la investigación.

La amenaza de los pinzones llegó a las islas desde el continente americano viajando en barcos sin que los pinzones hubieran tenido contacto con ellos nunca. “No son aves migratorias, para ellos estos parásitos vienen de Marte”, añade Clayton.

La población de pinzones de todas las especies, dos de ellas endógenas, se está viendo afectada por la invasión de larvas de esa mosca. El método empleado por los investigadores consiste en poner a disposición de los pájaros unos dispensarios de algodón impregnados con permetrina, un producto empleado en las lociones antipiojos que se aplican a los seres humanos. Por eso, según los autores, es seguro también para las aves, pero acaba con los insectos.

Este sistema podría ser empleado en otras especies con los mismos problemas y que también pueden beneficiarse de fumigar sus propios nidos con este método. En otras partes del mundo se dan situaciones similares, como los “honeyscreepers” de Hawaii y sus piojos o los arrendajos de Florida con las pulgas. Incluso mamíferos como los perritos de la pradera de cola negra infestados de pulgas podrían aprovecharse de esta nueva estrategia si se consigue que introduzcan en sus madrigueras materiales tratados con algún productos”, asegura Knutie a esta agencia de noticias.

Los investigadores concluyen que la “autofumigación” tiene consecuencias muy negativas para los parásitos, ya que mató aproximadamente a la mitad de las larvas de la mosca.

No resulta tan extraño que las aves escojan material ajeno a la naturaleza para construir sus nidos. “Sólo en las Galápagos, hemos detectado la presencia de papel higiénicos, fibras de toallas o trozos de cuerda. En otros lugares es común encontrar colillas de cigarrillos o restos de bolsas de plástico”, afirma Knutie.

La duda que queda sin resolver es si, con el tiempo, las larvas desarrollaran tolerancia al pesticida y volverán a representar una grave amenaza para los pájaros de las emblemáticas islas de Darwin.




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com