El Parque Nacional Manuel Antonio, una belleza escénica de Costa Rica que destaca en el mundo

Manuel Antonio (Costa Rica) (EFEverde).- El Parque Nacional Manuel Antonio, en el Pacífico de Costa Rica, exhibe una belleza escénica que destaca en el mundo por sus múltiples playas de arena blanca, exuberantes montañas y voluptuosos bosques que invitan a disfrutar de un paisaje majestuoso.

Es una combinación perfecta que permite estar rodeado de bosque frente al mar, y observar cientos de especies como mapaches, pizotes, iguanas, osos perezosos de dos y tres dedos, el mono cara blanca, el mono tití y felinos, entre muchos otros.

Este sitio se encuentra ubicado en Quepos, en la provincia de Puntarenas (Pacífico), y cuenta con una extensión de 1.983 hectáreas en la parte terrestre y 55.000 hectáreas en la parte marina, dedicados a la conservación, investigación y turismo ecológico.

“Manuel Antonio es un lugar mágico que tiene ese componente paisajístico de belleza escénica del mar con lo geológico. Por ejemplo, playa Punta Catedral es una isla que con la erosión se llegó a unir con la parte terrestre”, manifestó a Acan-Efe el coordinador de fortalecimiento de turismo del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), Álvaro Romero.

Los visitantes del parque pueden observar aves como el tucancillo, el pelícano, el guaco, el gavilán pescador, el martín pescador verde y el chirín coca. En total, se pueden encontrar 300 especies con bellos colores.

Es posible mirar iguanas, garrobos, serpientes e infinidad de insectos, o simplemente descansar y tomar el sol en las playas Manuel Antonio, Espadilla Sur, Las Gemelas, Punta Catedral y Puerto Escondido.

El Parque Nacional Manuel Antonio es uno de los pocos lugares donde sus visitantes pueden observar fácilmente especies de mamíferos o aves.

“Este paraje paradisiaco es el más visitado de Costa Rica porque la diversidad de especies que se pueden encontrar son muchísimas, además los animales salen al paso cuando se recorre por los senderos del parque”, indicó a Acan-Efe el coordinador del programa marino costero del SINAC, Roberto Avilés.

El funcionario afirmó que “la belleza escénica, los miradores y sus cálidas aguas permiten respirar paz y despiertan la inspiración”.

El parque es uno de los más pequeños de Costa Rica, sin embargo, es de los más visitados porque se pueden realizar gran cantidad de actividades como rafting, rappel, kayak, surf y hasta paseos a caballo.

La revista Forbes en el 2011 catalogó a Manuel Antonio dentro de los 12 parques más bellos del mundo y destacó sus hermosas playas con corales, perfectos para hacer snorkel y observar fauna marina como la morena, la manta raya, el pez ángel, los erizos y las estrellas de mar, y mar adentro ballenas y delfines.

En el 2013, Manuel Antonio fue catalogada como la mejor playa de Centroamérica según el “Travellers Choice 2013” del sitio de internet Tripadvisor, que se mide por opiniones del público.

En las zonas cercanas al parque se pueden encontrar gran cantidad de servicios de hoteles, restaurantes, que se ajustan a cualquier tipo de necesidades.

Empresarios de Manuel Antonio hicieron un llamado a las autoridades para que trabajen en el rescate del turismo en la zona, en especial para los pequeños y medianos empresarios, que todavía perciben los efectos de la crisis económica internacional.

Para ellos, la creación de hoteles de grandes cadenas internacionales ha traído abajo la visitación a pequeños establecimientos, por lo que algunos empresarios piden al Gobierno una mayor regulación y atraer mayor cantidad de turistas a la zona.

“Necesitamos volver al mercadeo de ‘Costa Rica sin ingredientes artificiales’, porque necesitamos atraer 386.000 turistas adicionales para cubrir el excedente que ha ocurrido los últimos años”, expresó el presidente de la Asociación para la Protección del Turismo (Protur) y dueño de un hotel, Boris Marchegeani.

El turismo es uno de los principales motores de la economía de Costa Rica, un país de 4,7 millones de habitantes que en 2013 recibió a 2,34 millones de turistas extranjeros que generaron divisas por alrededor de 2.300 millones de dólares.

Costa Rica alberga a cerca del 4,5 % de la biodiversidad del planeta, lo que se constituye en uno de sus principales atractivos. EFE

mjb/dmm/ie/jj




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com