El Parlamento aprueba una Ley de contaminación que afecta a más de 6.000 industrias

El Parlamento aprueba una Ley de contaminación que afecta a más de 6.000 industrias

El Congreso ha aprobado la regulación que modifica la norma de prevención y control integrados de la contaminación y la de residuos y suelos contaminados, que afectará a 6.100 industrias, y que persigue eliminar trabas burocráticas y ampliar las limitaciones de contaminación al suelo y subsuelo.

Las enmiendas remitidas por el Senado, han salido adelante con los votos del PP y de CIU, que no obstante ha votado en contra de un punto concreto, la abstención del resto, y el “no” del BNG.

Tanto Izquierda Plural, como el PNV y UPyD han criticado la “nula voluntad” y la “cerrazón” del partido en el poder para negociar y han considerado que aunque se trata de la trasposición de una directiva europea muy técnica “se podía haber ido mucho más allá”

Además y durante el debate, el portavoz de CIU, Martí Barberá , se ha quejado del trato reservado a las CCAA y de la concepción centralista y ha advertido de futuras dificultades administrativas.

La nueva norma, a juicio del portavoz del Grupo Socialista, José Luis Ábalos, vuelve a reflejar la creencia del PP de que el medio ambiente es un obstáculo para el crecimiento económico y  abre la puerta a la privatización de las inspecciones de medio ambiente.Un  medio ambiente, que ha recordado, tiene una influencia negativa en la salud de los ciudadanos si no se cuida.

La nueva regulación, según el Ejecutivo, es “más garantista” en la protección frente a la contaminación ya que no se limitará sólo a la atmósfera y al agua sino también al suelo y al subsuelo, es decir a las aguas subterráneas.

También y según las mismas fuentes, para alcanzar un elevado nivel de protección del medio ambiente, la norma, con efectos en unas 6.100 instalaciones industriales como refinerías, cementeras o siderúrgicas, entre otras, supedita su puesta en marcha a la obtención de un permiso escrito, la autorización ambiental integrada (AAI).

Otra medida de simplificación es la supresión del deber de renovación de la autorización.

Esta renovación implicaba que el titular, transcurridos ocho años desde su otorgamiento, debía solicitar su renovación al órgano competente con una antelación mínima de diez meses antes del vencimiento del plazo.

Ahora, será el órgano ambiental competente, de oficio y mediante un procedimiento simplificado, quien garantice la adecuación de esta autorización.EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies