CAMBIO CLIMÁTICO

El País Vasco destinará 439 millones a luchar contra el cambio climático hasta 2020

  • La “Estrategia de Cambio Climático 2050”  tiene entre sus principales objetivos reducir en un 40 % las emisiones de efecto invernadero para 2030 respecto al año 2005, y en un 80 % de cara al año 2050.

El País Vasco destinará 439 millones a luchar contra el cambio climático hasta 2020 Humedal de Salburua, en Vitoria. EFE/David Aguilar

El Gobierno Vasco destinará 439 millones de euros entre 2016 y 2020 para luchar contra el cambio climático, 84 de los cuales se invertirán ya el año que viene.

Así lo ha anunciado la consejera de Medio Ambiente, Ana Oregi, en la comisión monográfica sobre el cambio climático que el Parlamento Vasco ha celebrado hoy a petición de EH Bildu y en la que se ha debatido sobre la “Estrategia de Cambio Climático 2050 (Klima 2050)” de Euskadi.

El Gobierno Vasco destinará a este objetivo 84 millones en 2016 y a partir de ese año incrementará el gasto en un 2 % cada ejercicio hasta 2020. En total, serán 439 millones al final de ese periodo de cinco años.

La consejera ha apuntado además que esas inversiones para luchar contra el cambio del clima tendrían un impacto económico de 57 millones en la economía vasca y favorecerían la creación de 1.030 empleos cada año hasta 2020.

La “Estrategia de Cambio Climático 2050”, que fue aprobada en junio por el Consejo de Gobierno, tiene entre sus principales objetivos reducir en un 40 % las emisiones de efecto invernadero para 2030 respecto al año 2005, y en un 80 % de cara al año 2050.

Ha señalado además que “Klima 2050” podría abaratar la factura energética en 55 millones anuales, lo que mejoraría la competitividad de las empresas vascas.

Entre los “beneficios” del plan también figura un posible ahorro de entre 12 y 32 millones al año en gastos sanitarios gracias a la mejor salud de los ciudadanos tras la reducción de las emisiones contaminantes.

El plan fija 9 metas (con 25 líneas de actuación) como la apuesta vasca por un modelo energético bajo en carbono, el impulso de un transporte sin emisiones que vaya sustituyendo el consumo de derivados del petróleo, la reducción de la generación de residuos urbanos y avanzar hasta lograr el vertido “cero” sin tratamiento, entre otros retos.

Críticas

Los grupos de la oposición en la Cámara de Vitoria han criticado la “falta de concreción” de “Klima 2050”, mientras que el representante del PNV Norberto Aldaiturriaga ha acusado a “algunos” de estos partidos de “oponerse sistemáticamente” a las propuestas del Gobierno.

El parlamentario de EH Bildu Dani Maeztu ha considerado que el plan “no es creíble”, ha criticado que el documento “no cuestiona el modelo económico de crecimiento ilimitado” y ha reclamado que cada actuación venga acompañada de una partida presupuestaria.

Ha censurado además que “Klima 2050” apueste por reducir las emisiones en el transporte cuando la “Y” vasca -ha dicho- emitirá en el tramo Bilbao-San Sebastián más gases que un autobús lleno de viajeros en ese mismo trayecto.

Desde el PSE, Natalia Roja ha asegurado que su grupo “comparte el diagnóstico general” de la estrategia, pero ha considerado que ésta esconde “mucho ‘buenismo’, pero está alejado de compromisos concretos”. “No se va más allá de verbos como ‘fomentar’ e ‘impulsar’, cuando es necesario concretar acciones claras, con plazos”, ha añadido.

En opinión de la popular Mari Carmen López de Ocáriz, el plan tiene “un ambicioso título” pero “un contenido débil”, por lo que ha reclamado más concreción al Gobierno Vasco. Ha propuesto además una mayor implicación del Departamento de Salud porque, según ha argumentado, el aumento de la temperatura afectará a la salud de los ciudadanos.

Precisamente entre las propuestas de resolución aprobadas figuran varias sobre la necesidad de determinar los efectos del cambio climático en la salud para poder minimizarlos y sobre la conveniencia de formar al personal sanitario.

Los grupos también han acordado que “Klima 2050” incluya entre sus objetivos que las energías renovables alcancen el 20 % del consumo final en 2020 y que ese porcentaje se eleve al 40 % para 2030.

Promover la intermodalidad entre el transporte público y la bicicleta, fomentar el cambio en las flotas de transporte público hacia combustibles y tecnologías más limpias y potenciar la renovación de los vehículos industriales, son algunas de las propuestas en materia de transporte.

En el capítulo industrial, los partidos han acordado incentivar con ayudas la adopción de medidas encaminadas a reducir las emisiones y ahorrar energía; en el sector primario se hará lo propio para impulsar la agricultura ecológica, y en la construcción se incentivarán las edificaciones sostenibles. EFE




Secciones:                
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies