CANTABRIA TEMPORAL

El nuevo temporal causa inundaciones y más daños en el litoral de Cantabria

El nuevo temporal causa inundaciones y más daños en el litoral de Cantabria

El fuerte oleaje ha vuelto a causar este lunes daños en todo el litoral de Cantabria, donde la fuerza del mar ha anegado paseos marítimos, ha entrado en las calles de varias localidades y ha inundado bajos de viviendas y locales.

Cantabria lleva en alerta roja desde las 12.00 horas por fenómenos adversos costeros, con olas de más de diez metros, un temporal que se dejó sentir de forma más intensa a partir de las 18.00 horas con la pleamar.

 

Además en la región se ha activado también la alerta naranja por fuertes vientos de hasta 120 kilómetros por hora. Entre las 7.00 y las 19.00 horas, Protección Civil ha atendido 55 incidencias por el viento, sobre todo desprendimientos de fachadas y cornisas, caídas de árboles, chapas y andamios sueltos.

 

En Santander, el temporal ha levantado esta madrugada parte del suelo del paseo marítimo en El Sardinero, donde, con la pleamar, se ha inundado la avenida de García Lago y el agua ha entrado en bajos de viviendas y locales.

 

Los Bomberos de Santander han efectuado 29 salidas hasta las 20.30 horas, la mayor parte a causa del viento.

 

Además, el fuerte oleaje ha derribado todas las terrazas que quedaban en pie en la urbanización El delfín de Somo, situada en primera línea de playa, y ha obligado al desalojo de algunos vecinos que aún permanecían en sus domicilios.

 

En la localidad de Galizano, el mar ha arrancado la pasarela de acceso a la playa y se ha llevado un baño público y en Loredo, se ha inundado el parque de la zona y el aparcamiento.

En la segunda playa del Sardinero se aprecia levantado el pavimento colocado tras aparecer un socavon en el anterior temporal.

En la segunda playa del Sardinero se aprecia levantado el pavimento colocado tras aparecer un socavon en el anterior temporal. ÉFE/Esteban Cobo

 Cortes en FEVE y  socavones que se reabren

También el tráfico de cercanías de Feve ha quedado interrumpido esta tarde debido a que la estación de Mogro se ha inundado con la pleamar y se ha establecido un servicio alternativo en autobús entre las localidades de Barreda y Bezana.

 

Y en Comillas, han vuelto a aparecer los socavones que provocó el anterior temporal.

 

Los ayuntamientos cántabros del litoral han cerrado paseos marítimos y parques y han suspendido algunas actividades al aire libre.

 

La alerta roja en el mar se prolongará hasta las diez de la mañana del martes y, entonces, bajará a nivel naranja, que se mantendrá hasta las ocho de la tarde.

 

La alerta por vientos ha pasado de naranja a amarilla a las 21.00 horas. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com