INVESTIGACIÓN MURCIÉLAGO

La querencia del murciélago orejudo por los hábitats abruptos

  • Este murciélago orejudo, el único de naturaleza alpina de su especie, no limita su hábitat a la alta montaña por causas climatológicas, sino porque necesitan entornos abruptos, ya que utilizan como refugio las rocas, ya sean hendiduras, cornisas o grava, y necesitan espacios abiertos para buscar alimento, señalan los investigadores.

La querencia del murciélago orejudo por los hábitats abruptos Un murciélago orejudo. EFE UPV

El murciélago orejudo alpino, descubierto por primera vez en los Alpes austríacos en 2003, elige su hábitat por la topografía, ya que necesita vivir en entornos abruptos, no por el clima, según ha demostrado un equipo de investigación de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

El biólogo vasco Antton Alberdi y otros ocho investigadores del Departamento de Zoología y Biología Celular Animal de la UPV han dado hoy a conocer este estudio que explica la distribución geográfica de la única especie de murciélago de alta montaña de toda Europa.

Este murciélago orejudo, el único de naturaleza alpina de su especie, no limita su hábitat a la alta montaña por causas climatológicas, sino porque necesitan entornos abruptos, ya que utilizan como refugio las rocas, ya sean hendiduras, cornisas o grava, y necesitan espacios abiertos para buscar alimento, señalan los investigadores.

Tras su descubrimiento en los Alpes austríacos en 2003, posteriormente se encontraron ejemplares de esta especie tanto en los Pirineos, en altitudes entre 1.500 y 2.500 metros, pero también en zonas más cálidas como Croacia, Grecia y Creta, a menudo cerca del nivel del mar.

La tesis de Alberdi concluye que este murciélago comparte distribución geográfica con otros cinco vertebrados: el gorrión alpino, la chova piquigualda, el treparriscos, el acentor alpino y el topillo nival.

Todos ellos residen en un área muy extensa, que abarca desde Europa occidental hasta Asia, pero las razonas que limitan su hábitat a zonas montañosas no son climáticas sino topográficas.

Su peculiaridad es que tienen capacidad de soportar bajas temperaturas, de ahí que puedan vivir en hábitats alpinos que otras especies no pueden utilizar, con lo que evitan la competencia.

Los investigadores aseguran asimismo que el cambio climático no tendrá una influencia tan importante en estas especies como en otras, sino que se verán más afectados por otros factores como la actividad humana, la utilización de los prados o la ascensión del límite forestal provocada por una menor presión ganadera. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies