FRANCIA HERBARIO

El mayor herbario del mundo… en un clic

El mayor herbario del mundo... en un clic

La colección botánica más amplia y antigua del mundo está ya al alcance de todos los internautas a través de un innovador herbario virtual, en el que colaboran miles de voluntarios, creado por el Museo Nacional de Historia Natural de París.

Han sido necesarios 30 meses de trabajo y una inversión de 15,1 millones de dólares para conseguir que las muestras de 5 millones de plantas y hongos de todos los continentes se puedan consultar desde casa con facilidad.

“Este herbario virtual es único en el mundo”, aseguró a Efe el director general del museo, Thomas Grenon, quien precisó que se han digitalizado todas las muestras cuyo modo de conservación lo permitía: el 75% de los más de 8 millones de ejemplares de la galería botánica.

De este modo, la ingente colección puede ser consultada gratuitamente por todo el mundo, tanto especialistas como aficionados, algo que hasta ahora no era posible por los riesgos que entraña su manipulación.

Aunque el acceso físico al herbario es necesario para algunas de las investigaciones, en otros casos la información disponible en línea basta para avanzar en el trabajo.

Sin embargo, por falta de tiempo y de dinero, no se ha introducido en la base de datos la ficha de cada una de las especies digitalizadas.

Ante esta dificultad, el museo ha optado por una solución creativa: lanzar una página web (lesherbonautes.mnhn.fr) para que todos aquellos que quieran colaboren en esta titánica tarea, que llevaría 500 años si la realizase una sola persona.

El modus operandi es sencillo. La web propone diferentes “misiones”, compuestas por entre 250 y 5.000 imágenes, y el internauta que se inscribe en una de ellas recibe al azar una fotografía sobre la que deberá informar.

A partir de la imagen y de la etiqueta, el explorador deberá descubrir, por ejemplo, dónde y qué botánicos recolectaron la planta.

Para validar los datos, cada una de las muestras digitalizadas se propondrá a diversos colaboradores y, en el caso de que haya contradicciones, un fórum permitirá que los participantes discutan y elijan la respuesta más pertinente.

Se trata de un sistema innovador, que aprovecha las ventajas de la red para el trabajo colaborativo, aplicado a un herbario cuya plancha más antigua data del año 1558.

De hecho, la colección botánica no destaca solo por su amplitud, sino también por contener ejemplares históricos, que mantienen la clasificación de la época y que permiten apreciar cómo han avanzado los conocimientos de botánica.

El herbario se inició en el siglo XVII de la mano del botánico de los jardines del rey, Joseph Pitton de Tournefort, y creció especialmente durante los primeros años del siglo XX.

Hoy en día, un grupo de 150 científicos trabaja cada año en él para avanzar, tanto en las investigaciones sobre la manera de clasificar los vegetales (sistemática), como en las aplicaciones de la botánica en ámbitos tan variados como la alimentación y la farmacia.

La colección es una de las más consultadas del mundo, lo que se explica también porque contiene más de 500.000 “tipos”, que es como los botánicos conocen a una muestra original que ha permitido describir una nueva especie y que sirve como referencia.

Sin embargo, a pesar de su importancia científica, el herbario se enfrentaba a un problema fundamental. Aunque tiene 10.365 metros cuadrados, el espacio de almacén estaba saturado ya que fue concebido para albergar 6 millones de ejemplares como máximo y contaba con 2 millones adicionales, que se guardaban en malas condiciones.

Por ello, el programa de renovación lanzado en 2008, además de digitalizar la colección, presupuestó 20,2 millones de dólares para realizar reformas en la sede del museo, un monumento histórico construido entre 1930 y 1935 y situado en el Jardín de las Plantas de París.

Esta puesta a punto finalizó el año pasado y se concretó en gestos simples, pero eficaces, como la sustitución del viejo mobiliario de madera por unas estanterías móviles metálicas, que han permitido duplicar la capacidad de almacenaje.

“El espacio ahora está preparado para que podamos ampliar la colección durante los próximos 30 años, ya que seguimos haciendo expediciones”, explicó el director.

De hecho, las reformas han servido, de entrada, para almacenar en planchas de herbario más de 1 millón de ejemplares que todavía se conservaban envueltos en papel de periódico dentro de cajas.

También se ha reorganizado la forma de clasificar las plantas secas y ahora se agrupan por familias y, en segundo lugar, por zonas geográficas, cuando antes el criterio era al revés.

Asimismo, se han instalado sistemas de regulación que mantienen una temperatura de 19 grados centígrados y una humedad relativa del 50% para prevenir las plagas por insectos.

La remodelación del museo se ha completado con la inauguración de un espacio de exposición permanente, ya que hasta ahora no contaban con ninguna sala de estas características.

Ilustraciones científicas con gran valor histórico, planchas de herbario antiguas y reproducciones de frutos, elaboradas con cera y con una precisión milimétrica, son algunos de los elementos que se pueden ver en esta exhibición.

La muestra también hace hincapié en la utilidad de la botánica y explica su influencia en la industria alimentaria y en los procesos de elaboración de fármacos.

Además se aborda la importancia de preservar la biodiversidad natural, porque algunas de las especies que se conservan en el herbario ya se han extinguido.

Aunque la colección cuenta con vegetación de todo el planeta, la flora de Francia y del resto de Europa tiene un especial protagonismo, junto con los ejemplares procedentes de las regiones tropicales, donde la riqueza natural es mayor.

En un 90% de los casos, las especies se preservan secadas y prensadas en planchas de herbario, aunque hay otros métodos de conservación más novedosos.

Por ejemplo, desde hace pocos años se secan y conservan en gel de silicio fragmentos de hojas para mantener la estructura molecular del ADN y permitir los análisis genéticos.

El museo está en relación con más de 200 instituciones botánicas de todo el mundo y se muestra dispuesto a compartir su experiencia en la remodelación con otros centros que quieran seguir sus pasos.




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies