PROTECCIÓN MARINA

El mar es generoso si se le cuida

El mar es generoso si se le cuida

El mar es muy generoso si se le protege porque tiene una notable capacidad de regeneración. Una constatación que ha marcado un proyecto desarrollado en el Líbano y liderado por España que ha servido para diseñar áreas marinas protegidas en el litoral de aquel país frente al impacto del hombre.

“Es fundamental generar áreas marinas protegidas para conservar lo que aún nos queda de nuestro Mediterráneo”, ha dicho, en una entrevista a Efe, el científico Alfonso Ramos Esplá, responsable de este trabajo, financiado por la Unión Europea (UE).

Realizado por el Centro de Investigación Marina de Santa Pola (Cimar) y el departamento de Ciencias del Mar y Biología Aplicada de la Universidad de Alicante (UA), junto con el Museo del Mar de Ceuta, este estudio acaba de concluir y su informe final será entregado este mes al Ministerio de Medio Ambiente libanés.

El proyecto ha constado de dos campañas, la primera de las cuales se desarrolló en junio de 2012 en la zona norte y centro del Líbano (Enfeh-Ras Chekaa y Raoucheh en Beirut) y la segunda, en agosto-septiembre de 2013 en el sur del país, entre Sidón y la frontera con Israel, ha indicado Ramos Esplá, coordinador y director del Cimar y catedrático del citado departamento de la UA.

La costa del Líbano, cuya longitud es similar a la de Alicante (unos 250 kilómetros), es “un laboratorio natural de los posibles cambios que se pueden producir en el Mediterráneo en el futuro como consecuencia del calentamiento global”, ha apuntado.

Pequeño y bastante industrializado, este país se halla próximo a la entrada del Canal de Suez, “con lo cual la influencia de especies exóticas procedentes del Mar Rojo es cada vez mayor en el Mediterráneo Oriental, sobre todo en el Líbano y en Israel”, ha revelado.

Se supone que en la actualidad hay unas mil especies exóticas en el Mare Nostrum, aunque pueden llegar a convivir con las autóctonas. No obstante, según Ramos Esplá, de cada cien especies exóticas provenientes del Mar Rojo que entran en la cuenca mediterránea, “una puede llegar a ser invasora, es decir, puede generar un perjuicio a las autóctonas y al ecosistema marino”.

El equipo dirigido por Ramos Esplá ha aplicado en el Líbano el mismo modelo que ya empleó para la Isla de Tabarca (Alicante) en la conservación y protección del medio marino, con una explotación racional de los recursos.

“El mar es muy generoso: si dejas una zona sin pescar o sin contaminar, al cabo de tres o cuatro años se recupera, se logra la reproducción de los organismos marinos que, en forma de huevos, larvas, juveniles y adultos, son exportados al exterior de la reserva y repueblan áreas explotadas por la pesca”, según este investigador.

En el Líbano, los científicos españoles han visitado las zonas de Enfeh y Ras Chekaa, al norte del país, y un enclave de formaciones rocosas y cuevas llamado Raoucheh, en Beirut, así como Sidón, Tiro y Nakoura, al sur, para estudiar el ambiente marino, la flora y fauna asociada a sus fondos y los recursos pesqueros, con el fin de evaluar la posible declaración de áreas marinas protegidas.

“De todas ellas, las que hemos visto mejor conservadas son Ras Chekka y Nakoura”, ha concretado.

Por ello han designado ambos sitios con la categoría de área marina protegida con tres zonas de distinto nivel de actuación: una reserva integral o de protección total, una segunda de amortiguación de la anterior, donde se permitan usos de bajo impacto (como la pesca artesanal selectiva), y otra periférica.

En esta última se posibilitaría gran parte de las actividades que se desempeñan en la costa, pero con una ordenación integrada del litoral.

También han delimitado Enfeh y Tiro como áreas con zonas de amortiguación y múltiple uso, y Sidón con un plan integrado de costa, además de proponer las formaciones rocosas y cuevas de Raoucheh como monumento natural.

Este trabajo forma parte del proyecto europeo MedMPAnet, en el que el Líbano, Argelia, Croacia, Montenegro, Marruecos y Turquía son los países que lo integran, mientras que, por su experiencia en la preservación de zonas marinas, España, Italia y Francia están implicadas en la investigación y ordenación de las mismas.  EFE




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies