El Guadalquivir alberga 180 especies de aves en su tramo cordobés

El Guadalquivir alberga 180 especies de aves en su tramo cordobés

El Ayuntamiento de Córdoba ha elaborado una guía en la que se recogen 80 de las 180 especies de aves catalogadas en el río Guadalquivir a su paso por la capital cordobesa.

El concejal de Medio Ambiente Urbano del Ayuntamiento de Córdoba, Rafael Jaén, ha destacado en conferencia de prensa que pocas ciudades cuentan con un “monumento natural dentro de su perímetro urbano”, ya que la vegetación del río Guadalquivir es “muy variada” y está formada por tarajes, álamos, fresnos o sauces, entre los que crecen adelfas, zarzas, eneas, lirios y carrizos.

Asimismo, ha subrayado que el río alberga en sus orillas una rica y variada fauna que abarca desde los mamíferos, como las nutrias, hasta los invertebrados más pequeños, si bien las aves “constituyen la parte más notoria y vistosa”.

Una guía para todos

Aunque se han catalogado más de 180 especies, en la guía se recogen unas 80 que son las que los autores, Diego Peinazo y Juan Manuel Sánchez, han logrado fotografiar durante un año.

Jaén ha informado de que esta guía tiene como finalidad ayudar a los ciudadanos a “conocer y reconocer las especies de aves que viven en el río” con el objetivo de propiciar el “aprecio y sepamos todos valorar y cuidar el tesoro que encierra nuestro río”.

La obra dedica una página a cada especie, incluyendo tres fotografías que facilitan su identificación acompañadas de un texto descriptivo con las características más significativas.

Se ha buscado la sencillez y la claridad en la exposición, evitando el uso de una terminología científica que sólo estaría al alcance de expertos.

Los autores han explicado que esta obra puede ser útil a cualquier persona que se pasee por los puentes y las orillas del río, aunque será especialmente útil para estudiantes de primaria o secundaria que tengan que abordar el aprendizaje del ecosistema fluvial.

Aves desde el puente

Peinazo y Sánchez han señalado que los puentes son los miradores ideales para contemplar infinidad de aves y sus evoluciones, sobre todo cormoranes, gaviotas, garzas, martinetes, grajillas o palomas.

Además, han apuntado que las arboledas ribereñas “permitirán, con paciencia, observar a las aves más pequeñas como herrerillos, carboneros, mitos, currucas, ruiseñores, colirrojos, moscones o alcaudones”.

En las zonas ajardinadas que hay junto al río también se pueden observar bisbitas, cogujadas, verdecillos, jilgueros, tarabillas o mirlos, mientras que al caer la tarde hay que situarse en las inmediaciones del molino de Martos para observar la llegada de bandadas de garcillas, estorninos y grajillas que acuden a dormir en la arboleda.

No todas las aves permanecen en el río durante todo el año, por lo que en la guía se ha incluido de forma visual y con un código de colores la información del periodo de observación más adecuado, variando la intensidad del color en función de la permanencia o la eventualidad de su presencia en el río.

EFE

lor/fs




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com