NATURALEZA CABÁRCENO

El éxito de la cautividad en el Parque de Cabárceno para mantener las especies

El éxito de la cautividad en el Parque de Cabárceno para mantener las especies

La cautividad de los animales en peligro de extinción permite que éstos subsistan. A ello contribuye el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, un referente europeo para que las futuras generaciones puedan seguir viendo gorilas, rinocerontes blancos o hipopótamos pigmeos.

En 2013, nacieron en Cabárceno 124 crías pertenecientes a más de 30 especies diferentes, muchas de ellas en peligro de extinción como el gorila, el asno somalí, el rinoceronte blanco o la cebra grevy. La normativa comunitaria obliga a trabajar con animales en peligro de extinción y a favorecer la investigación para mejorar y conseguir su reproducción.

En el Parque de Cabárceno, ya saborean las mieles del éxito por la perseverancia y constancia de un equipo directivo, técnico y de cuidadores que procura mantener la especie animal.

El coordinador de Servicios Veterinarios del parque, Santiago Borragán, ha explicado a Efe que así sucedió con los gorilas. Se conjugaron dos facetas, por un lado que el parque contara con una “muy buena instalación” y por otra, la disposición “de todos a hacer las cosas bien”.Las dos primeras crías de gorila nacieron en abril y en noviembre del año pasado.

A este éxito ha contribuido también el gorila Niky, que, desde el punto de vista genético, es uno de los machos “más valiosos” que hay en cautividad en Europa. Las dos crías se quedarán en Cabárceno por un periodo de unos cuatro o cinco años, luego se desplazarán a otro zoológico para cumplir su papel como reproductores.

Otro éxito del Parque es el logrado, tras 16 años de trabajo, en octubre de 2013 con el nacimiento de un macho de rinoceronte blanco -el séptimo en toda Europa- que ayudará a aumentar los animales de esta especie en peligro de extinción, y, “si todo va bien”, a convertirse en un referente como semental,como ya ocurrió con el rinoceronte blanco Miguelín, que nació en Cabárceno en 1997 y que, actualmente, vive en Holanda, siendo uno de los machos “más importantes” que hay en Europa.

Otro ejemplo del trabajo que sitúa al parque como referente europeo en materia de regeneración de especies en peligro de extinción,es una cría de cebra grevy, la primera nacida en España, que pertenece a una de las especies de cebra “más amenazada” y que hace que la instalación se haya incorporado al elitista grupo de los pocos zoológicos en los que se reproduce.

Y lo mismo con la tercera cría de asno somalí que nace en Cabárceno. El Parque ha sido el único lugar de España donde se han producido nacimientos de esta especie que, prácticamente, ha desaparecido de la naturaleza.

Pero hay más ejemplares que nacieron el año pasado: la primera cría de camello bactriano, cuatro cebras de Burchell, dos papiones, cuatro monas de Gibraltar o cincuenta crías de ciervos y gamos. Así hasta completar una lista de 124 nuevas crías.

Pero, no siempre las cosas salen como al equipo técnico le gustaría. Una muestra de ello es la primera cría de hipopótamo pigmeo que nació en el parque pero que falleció a los veinte días de su nacimiento.

Las praderas del Parque de la Naturaleza de Cabárceno acogen, en la actualidad, unos 1.000 animales. El Parque irá sustituyendo las especies que no están en peligro de extinción por las que sí lo están, para así incrementar su número en cautividad y conseguir poblaciones que permitan que las futuras generaciones sigan contemplando las bellezas de la naturaleza animal. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com