El Ebro empuja al PAR a votar contra la ley de Evaluación Ambiental

El Ebro empuja al PAR a votar contra la ley de Evaluación Ambiental

Madrid (EFEverde).- Los senadores del Partido Aragonés (PAR) que en la Cámara alta forman parte del Grupo Popular, votarán en contra de la ley de Evaluación Ambiental si el PP no suprime varios artículos que "abren la puerta" a posibles nuevas transferencias de caudales entre cuencas, antes inexistentes.

Así lo ha explicado a Efeverde el senador del PAR por Teruel, José María Fuster, quien tras señalar que el agua “es nuestro ADN” ha afirmado que no pueden compartir la visión que el PP ha trasladado sobre este tema en la citada norma, cuya votación en el pleno del Senado está prevista para el jueves día 21.

El PAR ha presentado tres enmiendas de supresión -a textos de la exposición de motivos y de disposiciones adicionales- que si no son aceptadas por el PP les llevarán a votar en contra, ha indicado Fuster.

 

Memorándum Tajo-Segura

La ley de Evaluación Ambiental incorporó en el tramite del Congreso el memorándum sobre el trasvase Tajo-Segura, acordado recientemente entre el Gobierno y las cinco comunidades autónomas a las que les afecta este trasvase.

Pero según el senador Fuster, a través de este memorándum, se han introducido modificaciones que vienen a ampliar los supuestos específicos que existían en el proyecto de ley sobre el Tajo-Segura para hablar de “trasvases en general”, dejando “la puerta abierta” a que se puedan contemplar nuevas transferencias de caudales entre cuencas, inexistentes en la actualidad.

 

Venta de caudales

La primera de ellas, según el PAR, modifica un precepto del artículo 72 de la Ley de Aguas para facilitar la venta de caudales entre cuencas.

Hasta ahora, añade este partido, los concesionarios debían ceñirse a comerciar con ese derecho dentro de su cuenca, pero ahora la ley posibilita, por ejemplo, que un concesionario de caudales de Tarragona pueda vendérselos de forma temporal a un regante del Levante.

La concesión, añade la fuente, es un derecho y tan sólo se requeriría la tubería física para trasvasar el agua sin permiso alguno por parte de la confederación cedente.

Hasta ahora, la cuenca cedente tenía una prioridad de uso y era preceptivo el acuerdo entre cuencas.

Además, ha indicado a Efeverde el senador Fuster, será la Dirección General del Agua quien pueda autorizar dicha transferencia sin necesidad de proyecto de ley o decreto-ley alguno, como sucedía hasta ahora, “lo que resta garantías jurídicas”.EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies