PLANIFICACIÓN HIDROLÓGICA

El Consejo Nacional del Agua da “luz verde” al plan hidrológico del Júcar

El Consejo Nacional del Agua da

El Consejo Nacional del Agua (CNA), presidido por el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha dado hoy "luz verde" al Plan Hidrológico de la Demarcación del Júcar.

EL CNA, órgano asesor del Gobierno, ha informado favorablemente sobre el borrador con 66 votos a favor, 7 en contra y 11 abstenciones, ha informado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) en un comunicado.

El fin del plan hidrológico es posibilitar un “uso sostenible” en la demarcación, por ello tiene en cuenta los objetivos ambientales y también la distribución de los recursos disponibles, ha explicado el Ministerio.

El borrador establece regímenes de caudales ecológicos en un 12 por ciento de las masas de agua superficial y sienta las bases para la mejora ambiental del estado ecológico del lago de La Albufera (Valencia).

También prioriza las obras de sustitución de bombeos en la Mancha Oriental y las de modernización de los regadíos tradicionales de la Ribera del Júcar.

Este plan de cuenca ya había recibido la “luz verde” del Consejo del Agua de la Demarcación y del Comité de Autoridades competentes del Júcar; ahora, tras el informe favorable del CNA, será elevado al Consejo de Ministros y aprobado posteriormente mediante Real Decreto.

Protocolo de Actuaciones:

Antes del Consejo, el ministro ha firmado un Protocolo de Actuaciones y Compromisos en materia de agua con las Comunidades Autónomas de Castilla-La Mancha y de la Comunitat Valenciana, como complemento al Plan.

El CNA también ha informado favorablemente sobre el Real Decreto que desarrolla varios aspectos del acueducto Tajo-Segura: el documento define las tres situaciones en las que será posible trasvasar y establece las cantidades mensuales que podrán ser autorizadas.

En el nivel 1 se autorizarán trasvases de 60 hm3/mes; en el nivel 2 de 38 hm3/mes; y en el nivel 3, delimitado también en el texto, se trasvasará hasta 20 hm3/mes.

La normativa fija igualmente los desembalses máximos hacia la cuenca cedente para “garantizar sus necesidades ambientales y socioeconómicas sin menoscabar la oportunidad del trasvase”, ha señalado el Ministerio.

Durante la reunión del Consejo, el ministro Arias Cañete ha indicado que la planificación hidrológica estará finalizada en los próximos meses, a pesar de que debía estar acabada en 2009 y que el Gobierno ya trabaja en los nuevos planes (2015-2021).

Todavía falta aprobar definitivamente este borrador, el del Tajo y el del Segura (ya informados favorablemente por el CNA), y los planes de cuenca de la Islas Canarias, de competencia autonómica.

El MAGRAMA ha recordado que cuando finalice la aprobación de todos los planes de cuenca el Gobierno abordará un Pacto Nacional del Agua para “asegurar” un suministro en cantidad y calidad suficientes para toda España.

Petición de la oposición valenciana

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Valencia -PSPV, Compromís y Esquerra Unida- han exigido que el nuevo Plan Hidrológico del Júcar garantice que el lago de la Albufera recibe agua limpia y de calidad para regenerarlo.

En un comunicado conjunto, los tres grupos municipales recuerdan que es necesario un plan que proteja este entorno natural “de una manera integral”.

La aprobación ayer por el Consejo Nacional de Agua del nuevo Plan Hidrológico del Júcar ha llevado a los grupos de la oposición a pedir que los 167 hectómetros cúbicos que finalmente se van a aportar al lago de la Albufera provengan de agua limpia de dicho río, tal y como exigen los técnicos de la oficina de la Devesa Albufera.

Por ello, han solicitado que el Ayuntamiento de Valencia se comprometa a trabajar para que dicho Plan Hidrológico, que ahora debe ser remitido al Consejo de Ministros, ·garantice mínimamente la calidad de agua de la Albufera”.

“De no recibir los caudales no aprovechados por los regantes de la Acequia Real del Júcar y el arrozal de Sueca, la Albufera podría sufrir daños irreparables”, afirman.

Las concejalas Isabel Dolz (PSPV), Pilar Soriano (Compromís) y Rosa Albert (EUPV) han mostrado su preocupación ante el hecho de que el nuevo Plan “no garantice un mínimo en la calidad del agua de la Albufera”, parque natural del que hace dos años se cumplió el centenario de su adquisición por parte del Ayuntamiento de Valencia.

“A pesar de ello son muchos los deberes pendientes a realizar en esta zona, que sigue en peligro y necesita un plan que la proteja de una forma integral”, han asegurado los tres grupos de la oposición.

Según afirman, la calidad y el origen del agua que llega a la Albufera es fundamental para su recuperación ecológica. Por ello, “es imprescindible establecer que la cantidad asignada de agua venga del Río Júcar, su aporte histórico más importante, porque esa agua es la que posee la calidad adecuada y no así la proveniente de depuradoras”.

También han recordado que este paraje “es la reserva más importante con la que cuenta la ciudad de Valencia y, por ello, apostamos por su conservación con la aplicación de las inversiones necesarias para garantizar su viabilidad”.




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies