NATURALEZA-AVES

El centro de cría del quebrantahuesos de Cazorla suma 100 huevos y 50 pollos

El centro de cría del quebrantahuesos de Cazorla suma 100 huevos y 50 pollos

El centro de cría en cautividad del quebrantahuesos de Guadalentín, ubicado en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén), superará esta temporada la marca de cien huevos puestos y cincuenta pollos supervivientes desde que comenzó a funcionar, en 1996, según los datos recabados por Efe.

Este centro, construido como apoyo al programa de reintroducción del quebrantahuesos en este Parque Natural, logró en 1999 las primeras puestas de ejemplares de esta especie, en peligro crítico de extinción, y ya el año pasado acumulaba 95 huevos puestos por las parejas seleccionadas, de los cuales 61 fueron embrionados y 51 acabaron con el nacimiento del pollo, de los que actualmente sobreviven 43.

En la actual temporada de cría, que aún no ha finalizado, ya han copulado las cinco parejas reproductoras seleccionadas: Cabús y Corba; Andalucía y Salvia; Borosa y Toba; Lázaro y Nava y Elías y Viola, que han puesto en total nueve huevos, por lo que ya son 103 los acumulados en estas instalaciones.

Este pasado fin de semana nació el primero de los pollos de esta temporada de cría, por lo que los responsables y técnicos de este centro confían en poder superar la marca de los 60 pollos nacidos y de los cincuenta supervivientes desde 1999, según ha señalado a EFE el coordinador de este centro, Paquillo Rodríguez.

Tanto Rodríguez como Rafael Arenas, director del programa de conservación de aves necrófagas de la Junta de Andalucía, han destacado el papel crucial de este centro tanto para la conservación de esta especie en Europa como para su reintroducción en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén).

Este centro de cría forma parte de la red europea de especies amenazadas (EEP, en sus siglas en inglés) y desde 2010 mantiene las mayor tasa de productividad de la veintena de instalaciones de esta red, repartidas por media docena de países europeos.
La productividad del centro de cría de Guadalentín entre 2010 y 2013 alcanzó del 32 al 43 por ciento de todos los nacimientos registrados en los centros de la red EEP.

Las parejas reproductoras de quebrantahuesos se seleccionan en función de su variabilidad genética y sus habilidades para la cría y son seguidas en todo momento con un sistema de cámaras de televisión instalado en los jaulones donde viven estas aves.

Una vez que han puesto un huevo en el nido, en casi todos los casos se le extrae en los últimos días de incubación para controlar su eclosión en incubadoras y cuando se produce el nacimiento del pollo éste es devuelto al jaulón para que sus padres, naturales o adoptivos, según los casos, prosigan con la cría de la forma menos artificial posible.

Una vez que el pollo ha sido criado por sus padres y poco antes de que comience su aprendizaje para volar es seleccionado según su perfil genético para adscribirlo a los diferentes programas de cría en cautividad de la red EEP o para ser liberado en los proyectos de reintroducción o reforzamiento de esta especie que se desarrollan en Los Alpes, el Macizo Central francés y Andalucía.

 

Pollos liberados desde 2006

Doce de los más de cincuenta pollos nacidos en el centro de cría de Guadalentín han sido liberados desde 2006 en Cazorla, Segura y las Villas para la reintroducción del quebrantahuesos, especie que desapareció de estas sierras a mediados del pasado siglo. En total se han liberado desde ese año en este parque natural jiennense y en el colindante de Castril (Granada) 28 pollos de quebrantahuesos, procedentes de diferentes centros de cría en cautividad europeos, de los que catorce están vivos y localizados, nueve han fallecido y los cinco restantes no han sido vistos en los últimos años.

Este proyecto de reintroducción, el primero en su género de España, ha logrado un avance significativo el pasado diciembre tras comprobar técnicos de este programa las primeras cópulas entre una pareja de ejemplares liberados. EFE 




Secciones: