TIEMPO TEMPORALES

El carrusel de temporales, excepcionales tanto por su número como intensidad

El carrusel de temporales, excepcionales tanto por su número como intensidad

Pese al tiempo primaveral de estos días, el carrusel de temporales sufridos por Galicia y la cornisa cantábrica entre diciembre y febrero ha sido excepcional no solo por su elevado número sino por su inusual intensidad, algo que no se recordaba ni por las gentes de la mar ni por los propios meteorólogos.

 Las continuas borrascas han causado grandes temporales marítimos y abundantes lluvias no solo en España sino en Francia, Portugal y las Islas Británicas, que en el último caso han batido récords absolutos e inundaciones, explica en una entrevista con EFE el meteorólogo Ángel Rivera.

“En cualquier caso -ha argumentado Rivera- lo más llamativo de esta situación no es tanto el alto número de borrascas, que también, sino la inusual intensidad de la mayoría de ellas”.

La explicación a estos temporales, estudiados en un contexto general desde finales de diciembre hasta ahora, hay que buscarla en una velocidad del chorro polar un 30 por ciento por encima de las velocidades normales para esta época el año y una temperatura del océano Atlántico, también más alta de lo normal.

“Chorros polares muy fuertes y directos siempre han existido pero lo que más extraña es la persistencia tan continuada durante estos dos últimos meses”, ha añadido.

A este respecto, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha explicado que desde principios de año y en seis ocasiones distintas se ha activado el aviso rojo (riesgo extremo) en la Península ante la llegada de un temporal.

Estas condiciones meteorológicas adversas también han acarreado un oleaje extremadamente severo en Galicia y la Cornisa Cantábrica, ha explicado a EFE el jefe de área de Medio Físico de Puertos del Estado, Enrique Álvarez Fanjul.

Las boyas de Puertos del Estado han registrado valores superiores a los once metros de altura en tres boyas: Cabo de Peñas (11,6 metros), Vilano (11,95 metros) y Silleiro (11,37 metros).

Los efectos destructivos de este fuerte oleaje se han visto incrementados por la coincidencia con las mareas vivas.

En cuanto a los episodios de fuerte viento acaecidos en las últimas décadas, la portavoz de la Agencia de Meteorología (Aemet), Ana Casals, ha resaltado el que afectó a la cornisa cantábrica entre el 5 y 9 de noviembre de 1982 cuando la estación de San Sebastián (Igueldo) registró rachas de hasta 184 kilómetros por hora.

Destaca también el fuerte viento que se desarrolló entre el 10 y el 15 diciembre de 1978 en Galicia, País Vasco, Cantabria y Asturias, comunidad esta última en la que se alcanzaron rachas de 190 kilómetros por hora o el de noviembre de 1976 en la cornisa cantábrica y Asturias con rachas de 151 kilómetros por hora.

Por último, el meteorólogo Carlos F. Balseiro director de la web 4gotas.com ha señalado que en Galicia, en el periodo que abarca desde el 21 de diciembre de 2013 hasta el 21 de febrero de 2014, ha sido el más lluvioso desde 1958.

torre

Durante ese tiempo sólo ha habido dos días secos y se han superando los 5 días sin lluvia del invierno del 2001, los 7 días de la primavera del 83, los 8 días secos del invierno de 1966 o los 10 del invierno de 1977. (siempre dentro de un periodo de 2 meses)

Para Balseiro, estas lluvias caídas en Galicia representan más de “la mitad de la lluvia que suele caer en esa comunidad en todo un año” y es entre 2 y 3 veces más cantidad de la media de los últimos 30 años. EFE




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies