Periodismo Ambiental

El Cárabo cumple 30 años ilustrando los secretos de la “naturaleza cercana”

El Cárabo cumple 30 años ilustrando los secretos de la

El Cárabo, una singular revista que en 75 números ha divulgado con sencillez, humor y cuidadas ilustraciones los secretos de la naturaleza más cercana, celebra este año su treinta aniversario.

Desde los primeros números, en los que mostraron las setas más comunes o la vida del esquivo tejón, los cuadernos ilustrados de El Cárabo han buscado “acercar la naturaleza que hay a la vuelta de la esquina de una forma sencilla”, ha explicado a Efeverde su editora, Teresa Vicetto.

Según Vicetto, la filosofía de la revista es divulgar “con un rigor científico absoluto” los secretos de la fauna y la flora más cercana, ayudándose del humor y de los “excepcionales dibujos” a plumilla de su autor, el francés Pierre Déom.

Los cuadernos temáticos de El Cárabo, normalmente dedicados a una especie europea, tienen “dos posibles lecturas”, dice Vicetto: una para los niños, a partir de las divertidas viñetas, y otra para adultos, “mucho más reposada e intelectual, aunque sin perder el tono cómico”.

El Cárabo, que Vicetto puso en marcha en 1982 junto al periodista ambiental Benigno Varillas -ambos fundadores de la decana revista ambiental Quercus- es una adaptación al castellano de ‘La Hulotte’, creada diez años antes por Pierre Déom, profesor de ciencias naturales en la región de las Árdenas.

Ante la falta de material educativo apropiado, Déom, aficionado al dibujo, comenzó a distribuir entre sus alumnos unos cuadernillos en los que explicaba las lecciones.

Los cuadernos del profesor gustaron tanto a los niños que pronto salieron del entorno del colegio, y él dejó su trabajo para dedicarse exclusivamente a hacer la revista.

Desde entonces Déom vive inmerso en su casa en el bosque de las Árdenas, trabajando hasta siete años en algunos de los números, por “la gran labor de documentación” y lo elaborado de sus dibujos, cuenta Vicetto.

Según la editora, en Francia la revista tiene “un éxito enorme”, con 180.000 suscriptores; muy lejos de los 2.000 de la edición española.Aunque en teoría El Cárabo es trimestral, hace ya un año que publicaron el último cuaderno -el 75- en el que se muestra la vida de una familia de castores.

“Hacemos la revista en ratos libres y no somos muy capaces de llevar ese ritmo”, admite Vicetto.Por lo económico, el futuro se plantea incierto para este referente en la divulgación de la naturaleza, pues “la revista no se autofinancia y faltan suscriptores”.

Pero Vicetto, que traduce y adapta los cuadernos al castellano, asegura que “mientras podamos resistir queremos seguir editando El Cárabo“.

Para conseguir fondos con los que continuar, y aprovechando su treinta cumpleaños, han puesto a la venta toda la colección al precio de 2€ por cuaderno.EFE

gpv/al

EFEverde, noticias ambientales y de ecologia




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies