El campo y la naturaleza como contexto y pretexto

El campo y la naturaleza como contexto y pretexto

"He huido del dolor que da la familia y la complicación del amor". Esta es una de las frases que pronuncia un personaje de "Por si se va la luz", la primera novela de la poeta y cuentista Lara Moreno, un texto que ha conquistado a los libreros, que la han premiado, y un viaje por la naturaleza más radical.

Publicada por Lumen, la novela de Lara Moreno (Sevilla, 1978) ha sido elegida Nuevo Talento de Literatura FNAC y, en cierta manera, tiene concomitancias con otra de las novelas que ha sido una sorpresa y un fenómeno este año, “Intemperie”, de Javier Carrasco, una narración cruda e intensa como la anterior, con el campo y la naturaleza como contexto y pretexto.
En “Por si se va la luz”, Lara Moreno narra en dos partes, invierno y verano, sin el otoño ni la primavera, la historia de dos personajes, una pareja de urbanitas: Martín, un investigador atormentado por la extinción de los recursos y el medio ambiente, y Nadia, una artista frágil y melancólica. Ambos deciden romper con todo y con su forma de vida, llena de necesidades materiales.

Para este propósito, ayudados por una organización que se encarga de repoblar lugares rurales, se marchan a un lugar lejano con luz eléctrica y poco más, en donde solo habitan tres personajes con los que establecerán intercambios, un escenario rico e insólito, una tierra de nadie, con aires dispares de Rulfo y Peter Handke.

Una excusa para la autora, porque lo que traza en el libro es un intenso viaje intimista, una estudio sobre los diferentes caracteres personales en situaciones límites y nuevas, en una narración llena de reflexiones y conceptos, tejidas de manera inolvidable por la mano de una poeta.
“Todo empezó por una de las obsesiones que teníamos hace años, porque ahora parece que no importa a nadie, como el cambio climático y la escasez de recursos -explica la autora a Efe-, pero eso fue solo una excusa para hablar de las transformaciones físicas e interiores que sufren las personas que toman estas decisiones, la de abandonar todo y quedarse con nada en la nada”.
“He querido sobre todo indagar en la condición humana”, argumenta la autora de los libros de relatos “Casi todas las tijeras” y “Cuatro veces fuego”.

El resultado de este propósito es un libro poético y emocionante que provoca en el lector todas las sensaciones posibles y tan radicales como el paisaje físico y humano por el que transitan los personajes.

“Me interesa la gente, las personas, y he trabajado en cada uno de ellos. He intentado hablar de una idea, la de la isla y la de abandonarse en ella. Ese sueño de aislarte y lo que supone, porque, en realidad, cada persona somos una isla”, precisa Moreno, que también acaba de publicar el poemario “Después de la apnea”, en Ediciones del 4 de agosto. EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies