El cambio climático puede casi cuadriplicar la cifra de personas desnutridas

El ascenso de la temperatura global entre 1,2 y 1,9 grados puede multiplicar por casi cuatro el porcentaje de personas desnutridas en el mundo, pasando del 25% al 90%, según el último informe del Panel Intergubernamental de Naciones Unidas sobre cambio climático (IPCC), que acaba de ser divulgado en Estocolmo.

El calentamiento y la variabilidad de las lluvias reducirán la producción de alimentos básicos en regiones pobres, consecuencia de lo cual aumentará la prevalencia de la malnutrición y la desnutrición, que actualmente causan 3,5 millones muertes anuales.

El informe del IPCC, la red científica más amplia e influyente sobre cambio climático, refleja estos riesgos y apunta a que las cosas empeorarán si no se aplica una estrategia agresiva de mitigación.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el calentamiento del planeta causó “un exceso de más de 140.000 defunciones en 2004”.

Muchas de las enfermedades más mortíferas, como las diarreas, la malnutrición, la malaria y el dengue, son muy sensibles al clima.

Este último informe del IPCC, centrado en las bases científicas del cambio climático, subraya que la contaminación del agua y las enfermedades relacionadas con el mal estado del agua se agravarán debido a la subida de las temperaturas.

En el caso de que la temperatura del planeta registre una subida de entre un 1,2 y un 1,9 grados, la proporción de población que sufre desnutrición pasaría de un 25 % a un 90 %.

La subida del nivel del mar podría, asimismo, impactar en la población del Delta del Nilo y en los habitantes de las zonas costeras, y arrastraría una pérdida de entre un 5 y 10 % del PIB si no se toman medidas de adaptación y del 14 % sin esas medidas, según el IPCC.

Más de la mitad de la población mundial vive a menos de 60 kilómetros del mar.

La creciente variabilidad de las lluvias afectará probablemente al suministro de agua dulce, y la escasez de esta puede hacer peligrar la higiene y aumentar el riesgo de enfermedades diarreicas, que matan a 2,2 millones de personas cada año.

En los casos extremos, la escasez de agua causa sequía y hambruna.

De acuerdo con la OMS, las temperaturas extremas contribuyen directamente a las defunciones por enfermedades cardiovasculares y respiratorias, sobre todo entre las personas de edad avanzada.

A nivel mundial, el número de desastres naturales relacionados con la meteorología se ha triplicado desde los años 60, y cada año esas catástrofes causan 60.000 muertes.

Especial cambio climático en EFEverde 

Otras noticias sobre clima y cambio climático en EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies