CAMBIO CLIMÁTICO

El cambio climático amenaza la economía de Sudán del Sur

El cambio climático amenaza la economía de Sudán del Sur

El cambio climático tiene repercusiones específicas sobre la economía de Sudán del Sur, que sufre la amenaza de la desertización y de la alteración de las lluvias, denuncia un informe elaborado por expertos de ese país.

Edward Andrew y Yomaa Ali Mohamed, peritos de la Autoridad Meteorológica sursudanesa, llegaron a esa conclusión tras elaborar un estudio sobre la evolución de los promedios de las temperaturas y de las lluvias en las últimas décadas en el país africano.

En declaraciones a Efe, los expertos indicaron que las mediciones de temperaturas máximas y mínimas tomadas durante treinta años en las estaciones meteorológicas de la capital del país, Yuba, y las ciudades de Malakal y Wau (capitales de los estados del Alto Nilo y de Bahr al Ghazal) confirman que éstas no dejan de aumentar.

El informe ha demostrado también que existe una gran fluctuación en los promedios de caída de lluvias entre los años 1961 y 2013, “lo que confirma la influencia del calentamiento global en Sudán del Sur”.

“Las consecuencias del fenómeno serán grandes para el país, ya que dependemos de la agricultura en un 80%. Tendrá un impacto negativo en la industria animal (ganadería, avicultura) y la pesca. Disminuirá la actividad económica de los trabajadores en el ámbito agrícola”, dijo Andrew.

Asimismo, recordó que el fenómeno repercute en la vida de la gente, especialmente en las ciudades con alta densidad de población, ya que hay enfermedades vinculadas a las precipitaciones torrenciales.

El experto recordó que actualmente sufren la desertización las zonas del norte del estado de Alto Nilo, donde las superficies agrícolas han retrocedido hasta el punto de que se han reducido las cosechas de las que depende la población para su abastecimiento.

Esa situación llevará a aumentar el uso de fertilizantes químicos con el consiguiente riesgo para la salud, señaló, y agregó que los efectos de las áreas desérticas se han extendido a los estados de Bahr el Ghazal y Equatoria.

Según Andrew, la quema de bosques y el corte indiscriminado de árboles en Sudán del Sur ha sido uno de los factores que contribuyeron directamente al aumento de las temperaturas y a la disminución de las precipitaciones.

El estudio indica que tanto Yuba como Malakal y Wau han sufrido en los últimos años máximos históricos de temperaturas, al tiempo que han registrado lluvias torrenciales seguidas por prolongadas sequías.

Según las estimaciones de ese estudio, Sudán del Sur será testigo de un mayor aumento de la temperatura en muchas zonas, y además la sequía se extenderá a un ritmo acelerado, sobre todo en el norte, donde se concentra la actividad y producción agrícola.

Para Andrew, los efectos del cambio climático solo podrán ser combatidos con un mayor esfuerzo en los programas de predicción meteorológica y de control de desastres, especialmente las inundaciones.

De esta forma, consideró, el Gobierno podrá tomar las medidas necesarias lo antes posible, además de realizar campañas de concienciación entre los ciudadanos a través de los medios de comunicación.

Al mismo tiempo, en sus recomendaciones el informe insta a que se lleve a cabo un plan íntegro para la reforestación de terrenos desforestados. EFE




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies