CAMBIO CLIMÁTICO AVES

El cambio climático altera la invernada del ánsar común en Europa

  • Un indicador de los grandes efectos que el cambio climático está teniendo sobre la naturaleza y de la urgencia de reducir las emisiones de CO2 y de otros gases de efecto invernadero

El cambio climático altera la invernada del ánsar común en Europa Ejemplares de ánsar común. EFE/SEO-Birdlife

EFEverde.- El ánsar común (Anser anser) ha alterado en los últimos treinta años su ruta migratoria del norte de Europa a Doñana, anteriormente su principal lugar de invernada, por efectos del cambio climático, según un estudio liderado por científicos de la Estación Biológica de Doñana (EBD), centro del CSIC en Sevilla.

Este trabajo, publicado en la revista PLOS one, señala que las poblaciones de ánsar común que invernan en Doñana se mantienen estables frente al rápido aumento registrado en países del norte de Europa, en algunos de los cuales ni siquiera invernaban hace pocos años, según ha señalado a Efe el investigador principal de este estudio, Andy Green.

“Las poblaciones que invernan en Doñana han perdido importancia en comparación con las del resto de Europa, porque aunque se mantienen estables desde los años setenta del pasado siglo, las que invernan más al norte han aumentado mucho más y además lo han hecho más rápidamente cuanto más al norte, como ocurre en Dinamarca o Suecia”, ha subrayado Green, profesor de investigación en la EBD.

Este cambio, reflejado en las series históricas de las tres últimas décadas, evidencia que el ánsar común -también conocido como ganso común- ya no emigra tanto al sur porque se puede quedar en latitudes más septentrionales, donde los inviernos son ahora más suaves, con menos suelos helados y durante menos tiempo.

Los efectos del cambio climático

Aves en la Laguna de Villafáfila (Zamora).

Aves en la Laguna de Villafáfila (Zamora). EFE/Pilar González

Aunque algunos estudios asociaban estas alteraciones al cambio de usos de suelos y al aumento de cultivos preferidos por estas aves en el norte europeo, el trabajo liderado por la EBD lo vincula con claridad a los efectos del cambio climático.

Este ave es una de las mejor estudiadas de Europa porque es fácil de ver y cuenta con series históricas de ejemplares censados durante décadas y por numerosos observadores, así como muchos ejemplares anillados.

Los diarios de campo del equipo de seguimiento de procesos naturales de la EBD también han confirmado que desde 1960 se ha acumulado un retraso de tres semanas en la llegada de los primeros ánsares a Doñana, otro patrón de comportamiento asociado al cambio climático y al “inequívoco” aumento de la temperatura media, según Green.

De Escandinavia a Doñana

Este trabajo analiza la población de ánsar común que cada otoño sigue una ruta migratoria desde la Península escandinava hasta Doñana por un corredor latitudinal de 2.700 kilómetros y demuestra que el número de ejemplares censados en enero en esta zona europea ha crecido de 120.000 a 610.000 ejemplares en las tres últimas décadas.

Pero mientras en España sólo ha incrementado un 4 por ciento al año, principalmente en las lagunas de Villafáfila (Zamora) y las de Nava, Boada y Pedraza (Palencia), en Francia, Holanda o Alemania lo ha hecho más de un 12 por ciento y en más de un 30 por ciento anual en Suecia y Dinamarca.

Este desplazamiento al norte de la invernada del ánsar común es paralelo al aumento de la temperatura media, que entre 1980 y 2009 ha subido desde los 0,6 grados centígrados en España hasta los 1,8 en Dinamarca.

 

Ánsares en Doñana.

Ánsares en Doñana. EFE/Miguel Vázquez

Para Green, esta alteración de la invernada del ánsar común es un buen indicador de “los grandes efectos que el cambio climático está teniendo sobre la naturaleza y de la urgencia de reducir nuestras emisiones de CO2 y de otros gases de efecto invernadero”.

“Mientras casi toda la población europea de ánsar común emigraba cada invierno a Doñana hasta hace décadas, ahora sólo inverna un diez por ciento; de igual manera que los gansos están dejando de invernar en el norte de África también podrían dejar de hacerlo en Doñana en este siglo”, ha apostillado.

El ánsar común es una especie emblemática de Doñana, a la que está directamente ligada porque la primera finca de este parque nacional la compró hace medio siglo la organización conservacionista WWF mediante colectas realizadas en países nórdicos con el lema “una corona, un ánsar“, tras comprobar los ornitólogos pioneros de las marismas del Guadalquivir que los ánsares que llegaban en invierno eran anillados en estos países septentrionales. EFEverde

 

 

 




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies