BARCO INCENDIADO

El buque hundido en Canarias había sido denunciado en la UE por pesca ilegal

  • Los ecologistas advierten de las dificultades de detectar, y en caso necesario, limpiar un vertido que ven más que probable.

El buque hundido en Canarias había sido denunciado en la UE por pesca ilegal Agentes descargan los cuerpos sin vida de varias tortugas resultado de la pesca ilegal en Filipinas.

Caty Arévalo.- Madrid, 15 abr (EFEverde).- El buque ruso hundido la pasada noche en la costa de Canarias había sido denunciado ante la Comisión Europea por llevar a cabo prácticas de pesca ilegal en zonas del mundo donde estaba prohibida esta actividad comercial, según han informado fuentes de Greenpeace.

Además de las denuncias de esta organización, el “Oleg Naydenov”, un buque arrastrero de más de cien metros de eslora, tenía revocadas las licencias de pesca en Senegal, país que también había acusado al barco de sobrepesca de especies pelágicas en aguas donde no contaba con autorización, aseguran desde Greenpeace.

Tanto esta organización como Ecologistas en Acción y WWF consideran que el intento de traslado del buque incendiado al puerto de Las Palmas fue “arriesgado”, y advierten de “posibles negligencias” por las que exigirán responsabilidades al Ministerio de Fomento.

“En la decisión de sacar el barco del puerto, no se han tenido en cuenta criterios ambientales, únicamente económicos, lo que ha puesto en grave riesgo los valores naturales de los ecosistemas canarios”, afirma José Luis García Varas, responsable del Programa marino de WWF España.

Ambas ONG quieren conocer “la gestión” que ha llevado a cabo Capitanía Marítima a la hora de remolcar un barco “seriamente dañado” y cargado con 1.500 toneladas de combustible pesado fuera del Puerto de La Luz, en el norte de Gran Canaria.

Un periplo errático y arriesgado

Y es que denuncian que fue “un errático e innecesario periplo” por áreas de altísimo nivel ecológico, primero al este del archipiélago (20 millas al sur de Jandía , Fuerteventura) hasta virar al suroeste de nuevo, hasta su hundimiento la pasada madrugada frente a Maspalomas (Gran Canaria), zona turística declarada Reserva Natural Especial por sus valiosas dunas.

“La gestión de un vertido resulta más controlable en un espacio acotado y a resguardo que en alta mar”, sostienen en Ecologistas en Acción.

En las aguas donde se ha hundido el barco, explican, la plataforma submarina alcanza su máxima extensión, siendo una de las áreas más productivas en términos de ecología y pesca de Canarias, con hábitats de interés como los sebadales o poblaciones de cetáceos y tortugas marinas, entre otras.

Los ecologistas advierten también de que el combustible que llevaba el barco es el denominado IFO 380, de unas características muy similares a las que llevaba el Prestige cuando naufragó frente a las costas gallegas.

Así, de producirse un vertido y alcanzar el suroeste de Gran Canaria, un espacio marino perteneciente a la Red Natura 2000, “existiría una gran dificultad de limpieza por su viscosidad y adherencia”, indican desde Greenpeace.

Por su parte, fuentes de WWF inciden en que el buque se encuentra a 2.400 metros de profundidad, en una zona de fuertes corrientes en profundidad que harán muy difícil detectar posibles vertidos desde el barco y predecir su dirección.

Sin medios ante un vertido

Los ecologistas advierten, además, de que “no hay certeza” de que existan medios suficientes para que si se produce una marea negra a esa profundidad “se pueda recoger”.

En esa línea, los ecologistas reclaman máxima coordinación a las administraciones y la puesta en marcha de todos los medios para evitar agravar la situación, en caso de vertido, así como “transparencia” en la información.

Consideran que se debe continuar vigilando la zona y usar los modelos predictivos que permitan conocer el movimiento de un posible vertido en profundidad.

WWF, recuerda que los puertos de La Luz y de Las Palmas deberían tener aprobados planes de Contingencia por Contaminación Marina que facilitasen la toma de decisiones en caso de accidente, y que no habían sido aprobados hasta el momento.

 




Secciones:                
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.