El buitre negro aumenta su colonia en Andalucía

El buitre negro aumenta su colonia en Andalucía

El número de parejas reproductoras de buitre negro en Andalucía ha crecido un 62 por ciento desde el año 2002, cuando por primera vez se desarrolló un Plan de Recuperación y Conservación de Aves Necrófagas, cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural.

De esta forma, según los datos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, consultados por Efe, el programa arrancó con 182 parejas reproductoras y, en el último censo realizado por técnicos de este departamento la cifra asciende a las 330.

El censo, realizado en el marco del Programa de Actuaciones para la Conservación del Buitre Negro en Andalucía, ha detectado que, además de las 293 parejas seguras -las que han efectuado una puesta-, se censaron otras 37 probables (parejas no reproductoras o cuya reproducción no ha podido confirmarse).

Veneno, la principal amenaza

Por otra parte, los trabajos de estudio y seguimiento llevados a cabo durante 2013 por técnicos de esta consejería confirman que el veneno es la primera causa conocida de mortalidad de la especie, seguida de la desnutrición.

En el primero de estos factores, la eficacia de la Estrategia Andaluza para el Control de Venenos ha reducido considerablemente el número de animales muertos por esta práctica ilegal, mientras que para evitar los riesgos de desnutrición se ha creado una red de muladares para abastecer de alimentos a las poblaciones de las diferentes especies protegidas.

Ayudas a la reproducción

Otras actuaciones incluidas dentro de este programa han consistido en la reducción de molestias en las áreas de reproducción; la reconstrucción de nidos e instalación de nidales artificiales; el rescate de huevos, pollos huérfanos o abandonados y otros ejemplares recuperables; la reducción del riesgo de colisión con tendidos eléctricos; o el marcaje de ejemplares con transmisores GPS para facilitar su seguimiento.

En el año 2001 el buitre negro fue catalogado en peligro en el Libro Rojo de los Vertebrados Amenazados de Andalucía, y gracias al aumento constante en sus efectivos, pasó en 2010 de esta categoría a la de vulnerable, reduciéndose, asimismo, el nivel de amenaza según los criterios establecidos por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ya que el número de buitres negros adultos, sexualmente maduros, se ha mantenido por encima de los 250 durante los últimos años. EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies