NATURALEZA ALGAS

El Banco Español de Algas analiza una floración masiva al sur de Gran Canaria

  • Las altas concentraciones de su principal fuente de alimento, el plancton, y factores estacionales provocaron la proliferación de ‘Noctiluca scintillans’ y, consecuentemente, del fenómeno.

El Banco Español de Algas analiza una floración masiva al sur de Gran Canaria Floración masiva de algas en aguas del sur de Gran Canaria.EFE/Banco Español de Algas (BEA)

EFEverde.- El Banco Español de Algas (BEA), centro de investigación dependiente de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), está analizando la floración masiva de algas en aguas del sur de Gran Canaria, que fue detectada por el servicio de Salvamento Marítimo el pasado 12 de abril.

La ULPGC recuerda en un comunicado que Salvamento observó una intensa discoloración a 12 millas -22,2 kilómetros- de la costa, con una extensión de 20 millas -37 kilómetros- en dirección sureste, por lo que la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno canario activó un dispositivo de seguimiento junto a la Viceconsejería de Medio Ambiente regional y a la propia Universidad.

De acuerdo al plan de seguimiento y control establecido, el BEA recibió las muestras de agua tomadas por el Grupo de Emergencias y Salvamento ese mismo día y, tras analizarlas, identificó a la microalga ‘Noctiluca scintillans Macartney’ como el componente mayoritario de la marea roja.

Las altas concentraciones de su principal fuente de alimento, el plancton, y factores estacionales provocaron la proliferación de ‘Noctiluca scintillans’ y, consecuentemente, del fenómeno.

Las mareas rojas son floraciones esporádicas, periódicas y estacionales causados por la proliferación de organismos planctónicos.

Mancha de algas. EFE/ Banco Español de Algas (BEA)

Mancha de algas. EFE/ Banco Español de Algas (BEA)

Microalga marina 

La ‘Noctiluca scintillans’ es una microalga marina de gran tamaño, de 200 a 400 micras, cuya distribución geográfica es amplia, ya que está constatada su existencia tanto en las regiones polares como en las tropicales.

Pertenece a un amplio grupo de microalgas que forman floraciones, produciendo un color rojo anaranjado muy llamativo en la superficie del mar que, además, produce bioluminiscencia cuando es agitada.

La formación de floraciones de ‘Nocticula scintillans’, que está regulada por factores hidrográficos y biológicos, se inicia favorecido por el aumento de la temperatura del mar y la estabilidad de la columna de agua y se hace visible cuando las células se juntan y se acumulan ayudadas por la convergencia de las corrientes marinas y la ausencia de viento que no las dispersa.

Un factor importante que afecta a la abundancia de células en la superficie es la disponibilidad de fitoplancton sobre el que se alimenta y, normalmente, esta microalga aparece después de una floración inicial de diatomeas que pasa desapercibido porque no suele producir discoloración.

Puede provocar mortalidad masiva de peces 

Aunque la ‘Noctiluca’ no produce toxinas y se le considera como un alga no tóxica, puede provocar en algunos casos mortalidad masiva de peces en granjas alejadas de la costa por anoxia, obstrucción branquial y por la generación de altos niveles de amoníaco.

Mancha de algas detectada en Gran Canaria en una imagen facilitada por el Banco Español de Algas (BEA).EFE

Mancha de algas detectada en Gran Canaria en una imagen facilitada por el Banco Español de Algas (BEA).EFE

También puede actuar como un vector de ficotoxinas (productos naturales de origen de alga, presentes en agua dulce y salada, que tienen actividad tóxica) en niveles tróficos superiores al alimentarse de microalgas toxigénicas como ‘Pseudo-nitzschia’, ‘Karenia’ y ‘Karlodinium’, entre otras.

La ULPGC subraya quem desde hace más de diez años, el BEA desarrolla actividades de investigación y seguimiento de floraciones de microalgas y cianobacterias potencialmente nocivas.

El Banco ha identificado especies foráneas de dinoflagelados y una mayor frecuencia de las floraciones en Canarias como las ocirridas en 2004 y 2010 con la cianobacteria ‘Trichodesmiumerythraeum’ en Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife; en 2011 con ‘Noctiluca scintillans’, en Fuerteventura; y desde 2011 la presencia masiva de la cianobacteria ‘Lyngbyamajuscula’, que afecta gravemente a los sebadales de Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife. EFEverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies