TURISMO SOSTENIBLE

El auge del turismo verde. Por David Crous

  • Si nos preguntamos cual es el principal criterio al escoger un sitio para ir de vacaciones, a parte del precio, seguramente muchos de nosotros contestaremos la belleza del paisaje y la calidad del entorno

El auge del turismo verde. Por David Crous Mallorca

David Crous para EFEverde - Junio 2015.-  Ha llegado el verano. Con mucho o poco presupuesto, la mayoría de familias españolas ya tiene decidido o está valorando las muy variadas ofertas disponibles para pasar unos días de descanso, ya sea en España o fuera de nuestras fronteras. Pero aparte del precio ¿en que nos fijamos a la hora de escoger nuestro destino vacacional? El buen estado de la naturaleza y los establecimientos respetuosos con el medio ambiente suben peldaños en nuestra escala de preferencias. El ecoturismo ha pasado de representar exclusivamente destinos rurales selectos a abarcar todo tipo de establecimientos y precios.

España recupera el tercer puesto como destino más visitado del planeta

En la última década, el turismo ha contribuido una media del once por ciento en nuestro PIB y ha creado cientos de miles de puestos de trabajo. En el último informe publicado por la Organización Mundial del Turismo (OMT), España recupera el tercer puesto como destino más visitado del planeta, solo por detrás de Francia y Estados Unidos. Canarias, Baleares y Cataluña son tres de las cinco regiones europeas que más turistas reciben al año, sumando juntas más de 36 millones, el 75% del total que visita España en un año.

Bajo una perspectiva global, el sector turístico en España no es ajeno a una feroz competencia internacional. Destinos antes poco accesibles como Asia, América central y el norte de África cada vez tienen más adeptos. También según la OMT, el turismo crece el doble en los países de Asia-Pacifico y en África que en Europa. Adaptarse a las nuevas tendencias ofreciendo servicios que se ajusten a los gustos emergentes de los consumidores parece la solución para seguir en la cima del turismo mundial. Con una fórmula que incluye mejor gestión de recursos, reducción de costes y respeto del medio ambiente, el turismo ecológico representa una apuesta estratégica y gana terreno por los beneficios que aporta tanto a empresarios como a clientes.

Precio, calidad del entorno y belleza del paisaje.

Si nos preguntamos cual es el principal criterio al escoger un sitio para ir de vacaciones, a parte del precio, seguramente muchos de nosotros contestaremos la belleza del paisaje y la calidad del entorno. Así lo confirma un Euro-barómetro publicado por la Comisión Europea y titulado ‘Las preferencias de los europeos hacia el turismo’. Según este estudio, los factores predominantes al escoger destino vacacional incluyen el sol y la playa, visitar a la familia y, en tercer lugar, el encuentro con la naturaleza.

Tourism Towards 2030 - UNWTO 2013 report p. 13

 La importancia del capital ‘naturaleza’ es pues un factor a tener en cuenta para la salud del sector turístico, quién debe esforzarse por salvaguardar las cualidades que le hacen atractivo a los ojos de los consumidores españoles y extranjeros. Reformar el sector y ofrecer valores añadidos va a ser necesario para mantener los niveles de éxito actuales y  mantener las cuotas de mercado en un sector en el que se prevé un crecimiento impresionante. El número de turistas en el mundo prácticamente doblará en los próximos veinte años, llegando a los 1.8 billones en 2030, según predice la Organización Mundial del Turismo con sede en Madrid.

Turismo y medio ambiente: una amistad peligrosa  

El estado y la conservación de la naturaleza son esenciales para el éxito de un destino turístico. Al mismo tiempo el turismo afecta, y mucho, al medio ambiente. Un estudio reciente de Naciones Unidas explicita la relación de causa a efecto entre turismo y medio ambiente. Además de aumentar los niveles de polución y ser un contribuidor significativo de emisiones en la atmósfera, el turismo puede desestabilizar el eco-sistema y reducir las capacidades de  adaptación a fenómenos naturales como inundaciones o sequías.

La Agencia Europea de Medio Ambiente aporta más datos. Un turista consume de tres a cuatro veces más de agua al día que un residente permanente y produce el doble de residuos. La presión medioambiental, especialmente en destinos turísticos de masa como es España, no se puede ni se debe pasar por alto. Para seguir en la cresta de ola necesitamos un medio ambiente saludable que siga atrayendo turismo nacional y visitantes del mundo entero.

Las certificaciones medioambientales: una solución al alcance de todos

En Europa se está haciendo un gran esfuerzo para proporcionar herramientas al sector turístico que faciliten la transición hacia una gestión más eficaz y verde. La etiqueta europea Ecolabel y el sistema de gestión EMAS son dos de los instrumentos más importantes. Introducidos por la Comisión Europea, tienen el objetivo  de armonizar y coordinar las certificaciones medioambientales para todo tipo de productos y servicios, incluido el turismo, abarcando desde hoteles y campings hasta bares y restaurantes.

En España hay una creciente oferta de establecimientos turísticos que han optado por desmarcarse con una certificación que acredite su buen comportamiento ambiental. Los últimos datos facilitados por la Comisión Europea sitúan a España, con más de un centenar, a la cabeza en cuanto al número de alojamientos con la certificación EMAS.

EMAS photoEntre ellos está el Club Pollentia Resort de Mallorca, finalista en la edición de este año de los premios europeos a la mejor gestión medioambiental EMAS. Preguntamos a Celina Álvarez, consultora medioambiental del hotel sobre el impacto de la certificación europea EMAS: ‘En los últimos años se ha obtenido una mayor ocupación y una mayor satisfacción de los clientes del hotel, que cuenta con la certificación EMAS desde el año 2008. Además de mejorar la calidad modernizando sus instalaciones, la certificación EMAS ha permitido  consolidar la imagen de compromiso ambiental del hotel’.

El portal de ecoturismo Ecotur proporciona una lista de las casas y hoteles rurales con la certificación europea Ecolabel con precios para todos los bolsillos. En Galicia encontramos a Alvarella Ecoturismo el primer hostal de España en haber obtenido la certificación Ecolabel. La certificación incluye criterios como la producción de energía a través de fuentes renovables, el uso de productos de mantenimiento certificados y la gestión del agua y residuos, entre otros aspectos. Preguntada por las razones que le llevaron a la certificación europea, Dolores Rodríguez, propietaria del establecimiento, asegura: ‘Queríamos que nuestro establecimiento destacara de los demás con una distinción medioambiental reconocida. El Ecolabel europeo, aparte de ser emitido por una institución pública tenía unos costes asequibles, no como otras acreditaciones de entidades privadas’. El hostal obtuvo el Ecolabel en el año 2008. En la actualidad, la obtención de la etiqueta europea es mayoritariamente gratuita.

El proceso de certificación medioambiental a menudo implica inversiones en infraestructuras aunque sean limitadas. Para Alvarella Ecoturismo, la iniciativa valió la pena.  Dolores Rodríguez asegura: La valoración que hacemos del Ecolabel es ciertamente positiva. Primero nos obligó a evaluar nuestros resultados medioambientales y por supuesto identificar las áreas y acciones necesarias para mejorarlos. Además recibimos visitas escolares y estamos orgullosos de explicar a nuestros huéspedes lo que significa un hostal verde como el nuestro’.

También para Joan Capilla, propietario del Algadir del Delta, primer hotel certificado con la ecoetiqueta europea de Catalunya, el Ecolabel significa un paso adelante.  ‘Las ventajas de la certificación son mayores que los esfuerzos para conseguirla. Para nosotros obtener el Ecolabel fue fácil y barato porqué ya teníamos conciencia de nuestro impacto medioambiental y gestionábamos  la energía, agua y residuos de manera eficiente’.

Ecoturismo: mayor competitividad y mejor posicionamiento de mercado

Varias son las razones por las que vemos un incremento de este tipo de establecimientos en nuestro mercado. La primera y más evidente es la reducción de costes. Las certificaciones implican una gestión más eficaz de recursos tales como el agua o la electricidad, lo que conlleva aliviar las respectivas facturas aun cuando se requieren inversiones adicionales en un primer momento.

La segunda razón, como no podía ser otra, es la demanda. Los consumidores tendemos a ser más selectivos con los productos que consumimos. Estamos acostumbrados ya a ver la etiqueta europea de eficiencia energética cuando nos toca renovar algún electrodoméstico, ya sea una nevera, un lavavajillas o una lavadora.  Igualmente, el sector turístico está viendo llegar a un nuevo cliente que quiere pasar unas vacaciones en establecimientos centrados en respetar y cuidar el entorno en el que se encuentran, que gestionan eficazmente recursos como el agua y producen la energía que consumen gracias a fuentes de energía renovables.

El debate está en el aire. A finales del pasado mes de mayo, Barcelona acogía el fórum europeo sobre eco-innovación. En él se debatió sobre el valor añadido de las certificaciones medioambientales, su impacto en la competitividad de las empresas y su papel en la transición hacia una economía circular baja en carbono.

En Barcelona, Guillermina Yanguas, Directora de calidad y evaluación ambiental y medio natural del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, recordaba los efectos positivos de los instrumentos de certificación tanto para las empresas como para la lucha contra el cambio climático. ‘Reconvertir los sectores tradicionales de nuestra economía en clave de sostenibilidad, con procesos y servicios más eficientes, y la identificación de nuevos nichos de negocio con productos y servicios eco-innovadores, más eficientes y sostenibles, son estrategias clave para la competitividad de nuestras empresas y la transición hacia una economía baja en carbono’.

Desde la Unión Europea la prioridad no es otra que fomentar la implantación de los instrumentos y procesos de certificación medioambiental existentes, también en el sector del turismo. El Director General adjunto de la Comisión Europea, Antti Ilmari, encargado de mercado interior y PyMEs, definía la eco-innovación en el foro de Barcelona como ‘un factor crucial para la transición europea hacia una economía circular’.

La Comisión Europea abrió recientemente una ronda de consultas pública sobre economía circular en el que las ecoetiquetas y los sistemas de información y certificación medioambientales tendrán un papel esencial. Las contribuciones se pueden enviar hasta el próximo 20 de agosto.

El peso del turismo en la economía española y europea hace que sea un sector estratégico clave en la transición hacia una economía más competitiva y verde. La integración de soluciones eco-tecnológicas, que  aumenten el rendimiento, disminuyan el uso de recursos naturales y protejan el medioambiente es clave para aumentar la competitividad de las empresas y el atractivo hacia los consumidores. El sector turístico no es una excepción.

Más información

Etiqueta europea Ecolabel y sistema de gestión medioambiental EMAS

Euro-barómetro de la Comisión Europea ‘las preferencias de los europeos hacia el turismo’

Conclusiones del foro europeo de eco-innovación de Barcelona 20-21 de mayo del 2015

Ganadores de los Premios europeos de gestión medioambiental EMAS 2015




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies