Minutos Verdes /

El aliado anónimo de la naturaleza

El aliado anónimo de la naturaleza

Limpiar una playa; un fondo marino; despojar las riberas de un río de desperdicios; anillar aves, censarlas o fografiarlas. Son ejemplos de las actividades que desempeñan los voluntarios ambientales, ciudadanos que de forma altruista realizan acciones directas sobre un espacio, actividades que en la mayoría de los casos contribuyen a conservar y a proteger los recursos naturales pero también a mejorar su aspecto.

Con esas acciones, los voluntarios se convierten en aliados anónimos de la naturaleza. Prácticamente todas las administraciones e instituciones tienen sus propios

Desperdicios acumulados en la orilla del río Ebro

programas de voluntariado ambiental, y la Unión Europea hasta cubre con ayudas económicas estas actividades, con el fin de propiciar la movilidad de los jóvenes por distintos países.

Un voluntario serbio en el corazón del Delta del Ebro

Vojkan Dimitrijevic es un joven serbio que trabaja como voluntario en la reserva ecológica de Riet Vell, un espacio de casi 50 hectáreas en el corazón del Delta del Ebro donde conviven el cultivo ecológico del arroz y la recuperación y conservación de hábitats naturales de zonas húmedas.

Dos voluntarios analizan la salud de las plantas autóctonas encontradas

Durante nueve meses, y gracias a una beca de la UE, Vojkan trabaja como voluntario en esa reserva y convive con jóvenes de varios países en la “Casa del Voluntario” ubicada en la propia reserva, una estancia que aprovecha además para perfeccionar su formación académica y el dominio del español.

“Me trae el amor por la naturaleza, pero conozco a gente y perfecciono el español”, explica a EFE este joven voluntario durante un receso de la actividad.

Las grandes catástrofes medioambientales generan oleadas de solidaridad, como la que surgió como consecuencia del accidente del “Prestige”, hace ahora diez años, cuando miles de personas contrarrestaron la marea negra causada por el petrolero con una marea blanca que limpió de chapapote la costa atlántica y el litoral cantábrico.

Un voluntario extrae plantas exóticas invasoras

Pero a diario, y sobre todo los fines de semana, miles de personas participan en pequeñas acciones de voluntariado; unas, sobre todo las de limpieza de parques o playas emblemáticas, involucran a centenares de personas o a colegios enteros, pero en otras, grupos reducidos de voluntarios realizan una acción directa sobre un entorno y consiguen embellecer un paisaje y poner en valor sus recursos naturales.

Limpiar, erradicar especies invasoras, señalizar…….

Alejados de las acciones más mediáticas, los voluntarios que conviven en Riet Vell se citan periódicamente en la emblemática playa de los Eucaliptos, también en el Delta del Ebro.

Convocados y organizados por expertos de la Sociedad Española de Ornitología (SEO), los voluntarios han limpiado de desperdicios la playa y las dunas anexas a ésta; han eliminado algunas plantas, exóticas pero invasoras, de la zona vegetada; y han señalizado los valores naturales más importantes de este hábitat, sobre todo las “plantas de duna” (psamófilas).

Un voluntario muestra una planta del género "limonium", autóctona del litoral

El biólogo Ignasi Ripoll es el responsable de la SEO/Birdlife en el Delta del Ebro y también de la reserva natural Riet Vell que gestiona esta organización; en declaraciones a EFE mantiene que muchos trabajos de campo que realizan las organizaciones ambientales serían imposibles de realizar sin la aportación de voluntarios.

“Es necesario que la sociedad se implique en la conservación del patrimonio natural, pero necesitamos el apoyo de la administración para canalizar de una forma adecuada la tarea de los voluntarios”, ha subrayado Ignasi Ripoll.

Los voluntarios convocados por esta organización ecologista consiguen con su trabajo contrarrestar la deficiente gestión del entorno, sobre todo en lo que se refiere a la limpieza de la playa, y compensan también la nula limpieza de la zona de vegetación de las dunas. Suelen para ello concentrar estas tareas después de la época estival, cuando la playa recibe el mayor número de visitantes y sufre como consecuencia de ello la mayor acumulación de residuos, unos residuos a los que se añaden los que llegan desde el mar provenientes de la desembocadura del río Ebro y de los arrozales del propio Delta.

Los volntarios recogen restos de basura en la playa

Es sólo un ejemplo de una acción directa protagonizada por estos voluntarios, pero la Sociedad Española de Ornitología es una de las ong ecologistas que cuenta con una red de voluntarios más extensa y consolidada, y el pasado año unas 7.000 personas colaboraron en diferentes espacios naturales protegidos, mayoritariamente en programas relacionados con el estudio y el seguimiento de aves.

Algunas de las acciones se han popularizado tanto que cada año congregan a centenares de personas. Es el caso del anillamiento de pollos de flamenco en la laguna de Fuente de Piedra (Málaga), convertido en un auténtico evento medioambiental que se ha repetido ya durante más de veinticinco años, periodo durante el cual los voluntarios que han intervenido en esa acción han conseguido anillar más de 16.000 pequeñas aves.

Algunos restos recogidos en la playa son especialmente peligrosos para la fauna terrestre y marina170.000 voluntarios limpiaron los ríos españoles en 2011

Prácticamente todas las administraciones públicas y ong tienen sus propios programas de voluntariado ambiental. Los más importantes y conocidos, por el número de organizaciones y personas que suelen implicarse cada año, son los programas de voluntariado del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, centrados en la conservación y la restauración del patrimonio natural de los parques nacionales y en la limpieza de los cauces y las riberas de los ríos.

Un dato: sólo en 2011 casi 170.000 personas trabajaron de forma voluntaria en los cauces y en las riberas de los ríos y consiguieron que éstos presentaran un aspecto más saludable; pero los expertos en la gestión medioambiental lo tienen claro, y que su labor se centre cada vez más en valorizar el entorno y menos en restaurar lo que otros han dañado dependerá siempre de los gestos cotidianos de cada uno. EFEverde

[youtube]http://youtu.be/A5_7qj3oVok[/youtube]




Secciones:   
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies