CRISIS CLMATICA UE

El acuerdo de financiación regional europeo dedicará un 30% a acción climática

Sede de la Comisión Europea en Bruselas. Archivo EFE

Los representantes de las instituciones europeas cerraron un acuerdo provisional sobre la financiación regional y de cohesión de la Unión Europea (UE) para el periodo 2021-2027, de la cual al menos el 30% irá destinada a la acción climática .

Este “excelente” acuerdo permitirá el apoyo, en todas las regiones europeas, para “el empleo, el bienestar, crecimiento económico y, sobre todo, el desarrollo sostenible” para la próxima programación 2021-2017, dijo el eurodiputado del grupo de Socialistas y Demócratas (S&D), Andrea Cozzolino, uno de los negociadores del Parlamento Europeo.

Según el acuerdo provisional acordado anoche por los negociadores del Parlamento y el Consejo, una parte importante del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), que es con mucho el mayor fondo público de la UE, se gastará en crecimiento inteligente y economía verde en los próximos siete años en todas las regiones de la UE.

“Desde el turismo hasta la vivienda social, se trata de una regulación ambiciosa que ofrece enormes oportunidades y que permite a los Estados miembros enfrentar importantes desafíos internacionales, como la pandemia, la crisis migratoria o el cambio climático”, destacó Cozzolino en un comunicado de la Eurocámara.

En virtud del acuerdo, los países de la UE podrán elegir entre cumplir a nivel nacional o regional con los recursos mínimos requeridos, asignados para cada uno de estos objetivos.

Así, todos los países o regiones tendrán que destinar un mínimo del 30 % de los fondos FEDER que reciban en acción climática.

Además, los países del llamado grupo 2 o las regiones en transición (con un ratio de Renta Nacional Bruta entre el 75% y el 100% de la media de la UE) tendrán que invertir un mínimo del 40% de la financiación al crecimiento inteligente, mientras que el porcentaje para los países del grupo 3 o las regiones menos desarrolladas (ratio RNB inferior al 75% de la media de la UE) será del 25% como mínimo.

El acuerdo también prevé más apoyo a las ciudades: al menos el 8% de los recursos del FEDER a nivel nacional tendrán que ser destinados al desarrollo urbano sostenible.

Por su parte, el Fondo de Cohesión (FC) seguirá centrándose en la inversión en infraestructura medioambiental y de transporte.

El desmantelamiento o construcción de centrales nucleares, las actividades vinculadas a los productos del tabaco, la infraestructura aeroportuaria (excepto las regiones ultraperiféricas), las inversiones en combustibles fósiles, entre otras, quedarán excluidas de la financiación regional de la UE.

Se hace una excepción para los proyectos de gas natural que reemplazan los sistemas de calefacción a base de carbón, modernizan la infraestructura de gas para permitir el uso de gases renovables y con bajo contenido de carbono, así como la contratación pública de vehículos limpios.

 Un máximo de entre el 0,2% y el 1,55% de los recursos nacionales del FEDER y del FC pueden destinarse a dichas inversiones (estos umbrales no incluyen las inversiones en vehículos limpios), según criterios vinculados a los niveles de RNB y dependencia de los combustibles fósiles.

 Además, los proyectos que incluyan inversiones en gas natural deben aprobarse a más tardar el 31 de diciembre de 2025 para poder recibir financiación.

Ahora se espera que el Parlamento y el Consejo respalden el contenido del acuerdo.

El marco financiero plurianual (MFP) para los próximos siete años prevé 242.900 millones de euros para la financiación regional de la UE. EFEverde

(Más información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com