TSUNAMI JAPÓN

El 35% de evacuados en la zona más dañada por el tsunami de 2011 no regresará

El 35% de evacuados en la zona más dañada por el tsunami de 2011 no regresará

Más de un tercio de los hogares que fueron evacuados tras el tsunami de 2011 en la prefectura japonesa de Miyagi, la más dañada por la ola gigante, no tiene intención de regresar a la región, según una encuesta publicada hoy.

La encuesta fue realizada en septiembre y noviembre de 2013 entre los ocupantes de más de 1.500 hogares que permanecen aún fuera de la prefectura, en los municipios a donde fueron evacuados temporalmente tras la catástrofe.

El 35,7 por ciento respondió que planea quedarse a vivir en las localidades a donde fueron enviados en 2011 y no retornar a Miyagi, mientras que solo un 20,5 por ciento dijo que tiene intención de regresar a sus localidades de origen.

En torno al 40 por ciento restante explicó que aún no ha decidido dónde establecerse.

Ante la preocupación por la pérdida de población tras el desastre, el Gobierno de la prefectura de Miyagi ha decidido enviar regularmente documentación que muestra cómo están progresando las labores de reconstrucción en la región para alentar a los evacuados a que retornen.

“Incluso aquellos que dicen tener decidido no volver a Miyagi pueden cambiar de parecer si pueden tener información detallada sobre los avances de la reconstrucción”, explicó un portavoz del Gobierno prefectural a la agencia Kyodo.

En cualquier caso y pese a resultar la más destruida por la tragedia, Miyagi ha registrado este año por primera vez desde el desastre un ligero crecimiento de población (unos 4.600 habitantes más).

Recién cumplidos tres años del desastre del 11 de marzo de 2011, la Agencia japonesa de Reconstrucción cifra en 7.076 los evacuados que residían en algo más de 5.000 hogares antes de la catástrofe y que permanecen viviendo aún fuera de la prefectura de Miyagi.

Por otra parte, los suicidios de personas que se vieron afectadas por el tsunami y el terremoto de marzo de 2011 en el noreste de Japón subieron un 54 % el año pasado con respecto a 2012, según los datos publicados hoy por las autoridades niponas.

En las prefecturas de Iwate, Miyagi y Fukushima, las más afectadas por la catástrofe, se produjeron 37 suicidios relacionados con la tragedia, 13 más que el año precedente, según el balance anual hecho público por la Agencia Nacional de Policía y publicado dos días después del tercer aniversario de la tragedia.

Mientras aumentaron los suicidios en las tres regiones más afectadas por la catástrofe natural y por la crisis nuclear, el número para todo el país disminuyó un 2,1 %, hasta 27.283, el cuarto descenso interanual consecutivo.

En, la región de Fukushima, donde se ubica la accidentada central de Fukushima Daiichi, los suicidios vinculados por la policía directamente a la tragedia aumentaron desde los 10 de 2012 hasta los 23 en 2013.

Miyagi registró 10 suicidios, 7 más que el año precedente, mientras que en Iwate se produjeron 4, la mitad que en 2012.

La policía vincula estos sucesos a la catástrofe a partir de notas dejadas por los fallecidos y de declaraciones de sus familiares, y tiene en cuenta también si los fallecidos eran residentes en alojamientos temporales o personas involucrados en las labores de reconstrucción.

Los evacuados “pueden sentirse estresados por no saber cuándo volverán a sus casas, alejados de su seres queridos o aislados de la gente que les rodea”, explicó Yasuyuki Shimizu, un responsable de la organización nipona de concienciación contra el suicidio Life Link, en declaraciones a la agencia Kyodo.

 

 




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies