PROTECCIÓN OCÉANOS

El ICM-CSIC lamenta que EEUU derogue la protección de su mayor monumento marino

monumento marino Una playa en Oregón (Estados Unidos). EFE / Tania Cidoncha / Archivo

El Instituto español de Ciencias Marinas de Barcelona (ICM), el mayor centro de investigación marina del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), lamentó hoy, miércoles, la decisión del gobierno de EEUU de derogar parcialmente la protección del único ‘monumento’ marino de la costa este de Estados Unidos.

Se trata del Northeast Canyons and Seamounts Marine National Monument, que se halla frente a la costa de Nueva Inglaterra y cubre una superficie de 12.725 kilómetros cuadrados, que era una de las mayores zonas marinas protegidas de EEUU y donde ahora se dejará pescar.

Los biólogos marinos y oceanógrafos españoles que trabajan en el ICM consideran que esta derogación parcial de su protección “va en contra de los esfuerzos que se realizan a nivel global para proteger a los mares y océanos“.

“Consideramos que es un retroceso en el camino hacia la gestión sostenible de los océanos”, señaló el ICM en un comunicado.

Para este centro de investigación marina, “la apertura de este monumento marino a la pesca comercial se opone a diversos acuerdos internacionales destinados a garantizar la salud del océano para el bienestar de nuestras sociedades”.

En concreto, denuncian que la decisión vulnera el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 (ODS14: ‘Vida bajo el mar’), que fue adoptado por la ONU en 2015 y que tiene como objetivo “conservar y utilizar de manera sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible”.

Incrementar superficie protegida

El acuerdo ODS14 también establece la necesidad de incrementar la superficie protegida del océano y, según recuerda el ICM, la ONU ha declarado la ‘Década de los Océanos’, que comenzará en 2021.

Por ello, consideran que “la revocación parcial de la protección de este monumento marino supone un grave revés para la vida marina, que en esta zona marítima de EEUU se ha visto afectada durante muchos años por la pesca de arrastre, un sistema que destruye gravemente los hábitats del lecho marino”.

Actualmente, según el ICM, solo alrededor del 7% de la superficie oceánica está bajo algún tipo de protección y menos del 1% goza de una protección integral, que es la que proporciona los resultados más efectivos para la conservación.

Cambio climático

“El cambio climático, que representa otra presión adicional para los ecosistemas marinos, refuerza la necesidad de aumentar las zonas marinas protegidas, que según el objetivo ODS14 deberían representar al menos el 10% de la superficie de los océanos a finales de 2020”, reivindica el ICM.

“La derogación de la protección a los cañones y montañas submarinas del noreste de EEUU es un desafortunado paso atrás, una nueva decisión errada en la ruta hacia un planeta sostenible“, concluye el ICM. EFEverde

 




Secciones: