Economía circular permite fabricar bloques sostenibles para construcción

DESARROLLO SOSTENIBLE

Economía circular permite fabricar bloques sostenibles para la construcción

Economía circular permite fabricar bloques sostenibles para la construcción Imagen de uso editorial cedida por Uniting People International de su sistema uniblocksystem. EFE

Por Lourdes Uquillas.- El reciclaje de madera y plástico para la fabricación de bloques para la construcción permite un ahorro de energía y materiales y edificios sostenibles, según el director ejecutivo de la empresa Uniting People International (UPI), Edgar Aguilera Navarro, creador del "uniblocksystem".

El reciclaje de materiales y la aplicación de una “nueva tecnología” en el sistema modular “uniblocksystem” permite generar un “ahorro de hasta el 45 por ciento en el coste de construcción de una vivienda nueva en relación con la forma tradicional de edificación”, sostiene Aguilera en entrevista con EFE en Madrid.

Reciclaje de plástico y madera

Los bloques están fabricados a partir del “reciclaje del 30 por ciento de plástico y el 70 % de madera en una sola pieza modular”, por medio de un “sistema de extrusión” -moldeado con presión de los materiales- con el que se logra dar forma y resistencia a las estructuras uniblocksystem.
bloques sostenibles

Imagen de uso editorial cedida por Uniting People International de su sistema de construcción uniblocksystem. EFE

Aguilera, ingeniero informático chileno “muy preocupado por el diseño industrial”, sostiene que los bloques son “100 % ecológicos, bajos en emisiones de dióxido de carbono (CO2), resistentes al fuego, de fácil montaje y desmontaje y reutilizables”.

Según el CEO de la empresa Uniting People International-Modular Homes&WPC products, el aislamiento térmico del “masterblock” para climas fríos o muy calientes lo proporcionan tres recámaras de ventilación integrado.

Sin embargo, para climas muy fríos, es posible “inyectar espuma de poliuretano expandido reciclado”; no obstante, Aguilera sostiene que en la continua investigación sobre materiales “la idea es encontrar aquellos lo más amigables con el medioambiente“.

La fabricación se realiza con “resinas de plástico de alta densidad provenientes del “wood plastic composite (wpc)” y fibras recicladas de madera y bambú”, lo que les permite tener resistencia mecánica, aislamiento acústico y térmico integrado, alta capacidad de resistencia a la humedad y a los hongos, termitas y bichos en general.

Asimismo, es un material ignífugo -resistente al fuego- y no contiene productos tóxicos, según el fundador del Uniting People International, quien estuvo presente en la Cumbre del Clima de Madrid en diciembre pasado.

Es un sistema que evita el consumo de agua y “totalmente compatible con el tradicional de construcción de edificaciones, porque no necesita ningún adhesivo ni cemento para la unión de las piezas”, salvo para la estructura de pilares que se sujeta con cemento, según las necesidades del cliente”.

Por encima, los bloques -que recuerdan al sistema de juegos infantiles LEGO- van “ensamblados a presión y con barras aceradas con una terminación en rosca con fijación de tuercas”.

Según el CEO de la empresa, este sistema reduce la huella de carbono de cualquier construcción, del almacenamiento, la logística y, además, genera un ahorro de materiales tradicionales.

Sistema de construcción para situaciones de crisis 

bloques sostenibles

Imagen de uso editorial cedida por Uniting People International de su sistema de construcción uniblocksystem. EFE

Es un sistema “propicio” para situaciones de emergencia como la crisis climática y los desastres naturales, sostiene Aguilera, quien estos días se encuentra en Chile donde las autoridades estudian la reconstrucción de las viviendas destruidas por el incendio que se produjo la Nochebuena en Valparaíso, a cien kilómetros al este de Santiago.

Entre los proyectos a corto plazo, Uniting People International tiene prevista “la construcción de la primera oficina de turismo en Chile” y la “donación de un refugio para los científicos del Instituto Antártico Chileno”.

A pesar de llevar solo un año en el mercado cuenta con clientes en Francia, Estados Unidos, Alemania o Chile, donde actualmente tiene prevista la construcción de una vivienda para el actor Hotuiti Tea, y otros con una empresa de energía.

“El objetivo es que el producto pertenezca a Chile”, asegura Aguilera, quien busca abrir una fábrica en Europa, instalación que ayudaría a reducir la huella de carbono del transporte desde Singapur, donde se fabrican actualmente los bloques.

Aguilera asegura que el sistema cuenta con todos los certificados internacionales como el Conformité Européenne (CE), Société Générale de Surveillance (SGS), FS, INTERTEK, ISO 9001 necesarios en la Unión Europea y se adapta a la norma europea de ahorro energético Horizonte 2020. EFEverde




Secciones: