Ecologistas esperan sentencia ejemplar en el juicio por la caza de un lobo

LOBO CONSERVACIÓN

Ecologistas esperan “sentencia ejemplar” en la causa por la muerte de un lobo

Ecologistas esperan Imagen de archivo. EFE/J.J. Guillén

Los grupos ecologistas personados en la causa abierta por la muerte en 2015 de un lobo en Ávila, donde la especie está "estrictamente protegida", han mostrado su malestar por la dilatación del proceso judicial, que esperan culmine con una "sentencia ejemplar" que acabe con la caza ilegal de este animal.

En un comunicado, las organizaciones Anadel, Lobo Marley y Ecologistas en Acción recuerdan que la muerte de este ejemplar se produjo en el sur del Duero, donde la especie está protegida por la Directiva de Hábitats, por lo que piden también la dimisión del consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suarez-Quiñones, responsable de su mal estado de conservación en la comunidad.

Un juicio dilatado

Las organizaciones, que ejercen la acusación particular, lamentan que “tras dos jornadas de declaraciones contradictorias de testigos, peritajes irrefutables de Guardia Civil y Seprona y un eco mediático que denota lo relevante del juicio”, éste haya quedado en suspenso a la espera de la declaración de un nuevo testigo.

Responsabilizan a la Fiscalía de Medio Ambiente -que en 2017 pidió el archivo de la causa pese a que la propia Junta se personó en el procedimiento- por “tomarse la molestia de generar dudas en lugar de buscar el esclarecimiento de los hechos denunciados”.

Dos acusados

En el juicio están acusados dos cazadores que participaron en la montería celebrada el 29 de noviembre de 2015 en Tornadizos de Ávila en la que fue abatido el lobo, para quienes la acusación particular solicita dos años de prisión y cuatro de inhabilitación, así como un año más de cárcel para uno de ellos por tenencia ilícita de armas.

Por su parte, la Junta de Castilla y León pide para los acusados una pena de 16 meses de multa, a razón de cien euros diarios, y la inhabilitación para cazar durante cuatro años, además de una indemnización de 9.261 euros por la muerte de una especie protegida.

Los dos procesados ocupaban el puesto 15 en dicha montería, desde el cual supuestamente pudieron haber partido los disparos que abatieron al lobo, cuyo cuerpo no ha aparecido.

Anadel, Lobo Marley y Ecologistas en Acción esperan que la sentencia “sea justa, pero ejemplar” y suponga “un antes y un después en la persecución y castigo” de esta especie protegida, “sentando precedente ante futuras causas”.

El lobo en Castilla y León

Argumentan que los ataques del lobo al ganado han disminuido un 12,2 por ciento en el último año en Castilla y León después de que se prohibiera su caza, lo que demuestra que “respetar la labor del lobo como predador apical y especie clave de los ecosistemas, no solo no perjudica, sino que beneficia por su labor saneadora al trabajador del campo”.

Sin embargo, añaden, la persecución cinegética sobre la especie, sumada a los envenenamientos, atropellos, destrucción de sus hábitats y enfermedades, la están llevando “a una situación límite que pone en serio riesgo su supervivencia”.




Secciones:            
Redactora de la Agencia EFE, adscrita al departamento de EFEverde. Licenciada en Ciencias de la Información, año 1989 Fecha de nacimiento: 21 septiembre 1966 Lugar de nacimiento: Madrid