UE CANADÁ

Ecologistas “regalan” un saco de arenas bituminosas a la UE en contra del pacto con Canadá

Ecologistas

Ecologistas en Acción ha entregado hoy a la Comisión Europea un saco de arenas bituminosas y una carta de 44 organizaciones europeas y canadienses para mostrar su oposición al acuerdo comercial con Canadá que, a su juicio, implicará un grave impacto ambiental.

Las arenas bituminosas son una materia prima muy contaminante de la que se extrae crudo y que Canadá pretende importar con ese pacto, afirma Ecologistas en Acción en una nota.

En coincidencia con la cumbre de cambio climático de la ONU que se celebra en Varsovia, las organizaciones firmantes de la carta sostienen que dicho tratado “contradice los objetivos europeos de reducción de emisiones”.

Al respecto, recuerda que la Comisión Europea sigue sin iniciar la reforma de la directiva sobre Calidad de los Combustibles a la que se opone Canadá y que es “importante para lograr una reducción efectiva de emisiones de gases de efecto invernadero”.

El retraso incumple los compromisos adquiridos por la propia Comisión.

En 2009, la Unión Europea aprobó una reforma de la directiva de calidad de combustibles (FQD en sus siglas en inglés) con el objetivo de lograr que en 2020 el petróleo consumido en el sector transporte tuviera un 6 % menos de emisiones asociadas a su consumo respecto a 2010, teniendo en cuenta el ciclo de vida completo (desde la obtención y refinado del petróleo hasta su combustión).

Dado que hay distintos tipos de petróleo -convencionales, procedentes de arenas bituminosas, combustibles sintéticos, etc- la UE encargó un estudio para conocer las emisiones asociadas a cada tipo y en función de ello fijar unos valores de emisión sobre los que medir y evaluar los compromisos obligatorios de reducción.

“Las conclusiones del estudio fueron claras: el petróleo procedente de las arenas bituminosas emite un 23 % de media más de emisiones que los petróleos convencionales”.

Canadá, uno de los países con mayores reservas probadas de petróleo procedente de arenas bituminosas, se ha opuesto a la aprobación de esta reforma de la directiva al considerarla lesiva para sus intereses comerciales.

Y todo ello ha ocurrido en el mismo periodo en que “la UE y Canadá, impulsadas por los grupos de presión empresariales que operan en ambos espacios políticos, han estado negociando la consecución de un acuerdo económico y de libre comercio (CETA por sus siglas en inglés).

“No hay dudas de que la reforma de la directiva ha estado presente en las negociaciones del CETA, y todo apunta a que ha sido utilizada como moneda de cambio en las mismas”, concluye. EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies