REGADÍOS

Ecologistas piden que los regadíos no afecten al caudal de La Albufera en Valencia

Garza en La Albufera (Valencia). EFE/Manuel Bruque.

Los grupos conservacionistas Acció Ecologista Agró, SEO/Birdlife y Xúquer Viu han comunicado al Ayuntamiento de Valencia que La Albufera necesita una aportación directa de agua del Júcar de buena calidad no condicionada a la modernización de los regadíos y que “no se puede hipotecar el necesario incremento de los caudales de la Albufera para conseguir el buen estado ecológico a la modernización de los regadíos de la Acequia Real del Júcar”.

“La Confederación Hidrográfica del Júcar estima que el Plan Hidrológico 2021-2027 supondrá una reducción de retornos prevista como consecuencia de la modernización de regadíos y producirá un impacto negativo sobre las masas de agua, con una reducción de caudales tanto en el río Júcar como la Albufera de Valencia”, aseguran los ecologistas.

“No hay información sobre cuál ha sido el destino de los ahorros producidos por la modernización anterior al 2016, así como cuáles han sido las disminuciones de caudal producidos en las masas de agua (La Albufera, Júcar, salidas en el mar y recarga de acuíferos) al sustituir el riego tradicional por la reguera localizada”, señalan también. 

“Es imprescindible la evaluación ambiental global de los sectores en trámite o pendientes de modernización para conocer los impactos que estas actuaciones tendrían en las masas de agua, especialmente en aquellas que cuentan con importantes figuras de protección, como la Albufera y el Júcar”, han indicado

“Se trata de dos ecosistemas completamente ligados al agua superficial y subterránea, por lo que es necesario un estudio completo de la transformación en riego por goteo de toda la superficie para transformar y la afección que esto puede tener en las aguas subterráneas y superficiales”, han asegurado.  

“Esta evaluación ambiental tiene que ser completa y realizada previamente a la realización de las obras, estimándose no solo la disminución de caudales, por medio de los retornos, que dejarán de ir a la Albufera y lo Júcar, sino otros impactos en el suelo, biodiversidad, cambio climático, acuíferos, intrusión salina… “, añaden. 

“Los ahorros de la modernización de los regadíos tienen que ir íntegramente a finalidades ambientales del Júcar y de la Albufera con el objetivo de compensar los caudales perdidos”, concluyen. 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com